Las abejas y el trabajo en equipo, ¿Podemos aprender de ellas?
Domingo, 30 de mayo de 2021Por Eduardo Press
Por: Eduardo Press

 Hace muchos años que se estudia la organización con la que funcionan las abejas. Incluso en 1973 Karl von Frisch ganó el premio nobel de Fisiología y Medicina por el estudio del vuelo de las abejas.

Hace poco encontré una conferencia muy interesante de un sencillo apicultor español, Gerardo López, que desarrolla su actividad en la provincia de Ávila, cercana a la ciudad de Madrid en España.

¿Qué tiene de interesante?

Qué describe lo que aprendió de las abejas en sus 45 años de apicultor y explica de un modo sencillo los que los científicos premiados fueron descubriendo en sus investigaciones. Lopez no es un investigador es apicultor.

¿Qué es lo interesante de su relato?

  • La danza de las abejas es un lenguaje para comunicarse entre ellas.
  • La comunicación está al servicio de intercambiar información. Los medios son múltiples: la danza, las feromonas, tocarse con las antenas, sonidos realizados con las alas o el tórax entre otras.
  • Una sociedad como la de las abejas no se puede comprender si no hay una comunicación muy grande entre los miembros de la colmena.

¿Y sobre qué conversan?

Constantemente están "charlando" entre ellas. Intercambian información sobre todo lo que necesitan para cumplir con su rol dentro y fuera de la colmena. Distintos tipos de abejas cumplen diferentes funciones y todas aportan información para el mismo objetivo: subsistir. El sol es su referente para todos sus movimientos desde los vuelos hasta la construcción de los panales.

El apicultor dice que la colmena está construida por un cerebro colectivo. Esto significa que el funcionamiento de la colmena se asemeja a un cerebro en el que cada abeja funciona como una neurona.

¿Qué reflexiones podemos hacer a partir del comportamiento y organización de las abejas?

Algunas que nos son útiles para pensar en nuestros equipos de trabajo.

  • La comunicación, colorida y variada, no utilizan un solo medio para comunicarse, todo su cuerpo (hasta los olores) son canales de comunicación.
  • El nivel de organización de las abejas funciona en modo "low cost" con un altísimo grado de eficiencia, gracias a compartir la información de una manera clara logran optimizar tiempo y energía.
  • Toman como punto de referencia el sol y comunican utilizándolo como guía. En la empresa podríamos ver esta función en el líder, es el responsable de transmitir los valores, trazar las directivas y explicar sus porqué. Es al que todos ven en la empresa como referente.

En síntesis

  • La presencia de un líder que funciona como referente,
  • Comunicación permanente, fluida y clara
  • Compartir en forma permanente la información,
  • Distribución de funciones y tareas

Estimado lector, no se me escapa que las abejas funcionan así porqué está determinado por la genética, gestionar personas en una empresa no surge de la misma manera. Trabajar en equipo es una construcción del día a día, un proceso con sus idas y sus vueltas. La organización de las abejas solo es una buena metáfora para comprender cuál es el camino. Hacia allá tenemos que ir.

En el cierre de la exposición al apicultor le preguntaron que podríamos aprender de las abejas como sociedad y como personas.

Responde: "Muchísimas cosas".

"Pero para mí hay una cosa importantísima: las abejas colaboran en la colmena porque tienen intereses comunes y cuanto mejor le va a la sociedad, mejor les va a ellas.

Eso quiere decir que para que a nosotros nos vaya bien le tiene que ir bien a la sociedad. Porque si no le va bien a la sociedad, a nosotros no nos va a ir bien de ninguna de las maneras. Y si no nos va bien a nosotros, tampoco le va a ir bien a la sociedad.

Tenemos que compartir con todos, porque es la única manera de que esto funcione".

Palabras de un simple apicultor de 45 años de trayectoria.

Una lección de management.

Amigo lector, su empresa ¿funciona como un enjambre de abejas (cerebro colectivo) o como un conjunto de grupos que hacen las cosas por su cuenta (cerebros dispersos)?

*En colaboración con la Lic. Sofía Florín. Especialistas en Psicología Organizacional

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
Pampa Azul, mirando al mar
Escribe: Marcelo López Álvarez.
Agenda marcada y en cuenta regresiva
Escribe: Luis Abrego.