Las quejas y los malos tratos terminan con el icónico programa de Ellen DeGeneres
Lunes, 17 de mayo de 2021
Por: Redacción de SITIO ANDINO

La cómica y presentadora Ellen DeGeneres dejará de presentar el show que lleva su nombre a partir de 2022, ya que decidió no renovar el contrato del programa que conducía desde 2003.

De esta manera, terminará uno de los formatos más populares de la televisión estadounidense, cuya influencia llegó a todo el mundo gracias a sus invitados de primer nivel como Penélope Cruz, Britney Spears y el presidente de EE. UU., Joe Biden.

"Cuando eres una persona creativa, necesitas que te desafíen constantemente, y por muy bueno que sea este programa y tan divertido como es, ya no es un desafío para mí", explicó la presentadora al diario The Hollywood Reporter.

"The Ellen DeGeneres Show" lleva en emisión desde 2003, ha sido nominado a los Emmy en 171 ocasiones (con 61 estatuillas conseguidas) y actualmente concentra una media de 2,5 millones de espectadores diarios, a los que hay que sumar quienes siguen sus contenidos virales en YouTube y otras plataformas internacionales.

Decadencia tras acusaciones

DeGeneres comunicó el martes pasado la cancelación a su equipo, y el jueves recibirá a Oprah Winfrey, su predecesora, para hablar en directo sobre la decisión.

Lo cierto es que el formato acusaba una bajada de audiencia desde que en 2019 se hicieran públicos varios informes que detallaban un ambiente laboral tóxico en la producción del programa.

Después de que el diario digital BuzzFeed publicara un reportaje en el que antiguos empleados del programa acusaban al equipo de "racismo" y "cultura de trabajo tóxica", la imagen de DeGeneres quedó manchada y llegó a perder un millón de espectadores. El pasado verano, la presentadora pidió perdón a su equipo en una carta pública.

"El día uno de nuestro programa, le conté a todos en nuestra primera reunión que 'The Ellen DeGeneres Show' sería un lugar de felicidad: nadie levantaría nunca la voz, y todo el mundo sería tratado con respeto", escribió.

La cómica ya quiso terminar su contrato en 2019, pero finalmente lo alargó hasta 2022. No habrá más prórrogas.

La investigación

El final del programa llega después de que, en el verano de 2020, WarnerMedia encargara una investigación independiente para aclarar la veracidad de las quejas que habían hecho públicas algunos empleados durante la pandemia. Así, salió a la luz la cultura laboral tóxica que se escondía detrás de un espacio que, en cambio, invitaba a sus espectadores a ser amables los unos con los otros. El catálogo de hechos denunciados iba desde los comentarios racistas y el acoso laboral hasta las difíciles condiciones en las que el equipo tuvo que trabajar durante el confinamiento, la mala comunicación interna o las reducciones de sueldo durante el periodo inicial, a pesar de que el programa había contratado personal nuevo para poner en marcha su versión confinada.

En julio, el portal BuzzFeed publicó las quejas de 10 antiguos trabajadores y un empleado actual en las que hablaban de un ambiente laboral racista e intimidatorio. En una carta a sus empleados, la presentadora pidió perdón y prometió cambios. "Como alguien que fue juzgada y casi perdió todo por ser quien soy, realmente entiendo y siento una profunda compasión por los que son vistos de manera diferente, o tratados injustamente, o de manera desigual, o lo que es peor, son ignorados", decía en la carta. Una de las medidas que se tomó fue despedir al productor Ed Glavin, uno de los señalados por malas prácticas en el programa. 

Fuentes: El País - DW

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Soy Más
Candelaria Efe: "Mi forma de tatuar me permite ser detallista al máximo"