alegatos de cierre
Norma Carletti, el juicio: los defensores pidieron por la inocencia de los cuatro imputados
Jueves, 13 de mayo de 2021

El juicio por jurado por el femicidio de Norma Carletti está llegando a su fin. Este jueves se realizaron los alegatos de cierre y los abogados defensores pidieron por el veredicto de inocencia para los cuatro imputados. El veredicto y posterior sentencia será este viernes. 

Quién se llevó todas las miradas fue el alegato de la defensa de Leonardo Hisa, principal sospechoso y supuesto autor intelectual del femicidio de Norma, asesinada de 55 puñaladas en marzo del 2018.

Fue Sofía Sosa Arditi y Daniel Álvarez quienes intentaron desacreditar la acusación en contra del ex legislador radical y sostuvieron que no tuvo vinculación con el asesinato.

Alegatos de cierre: los fiscales pidieron que se declare culpables a los cuatro imputados.

Para ello, los abogados se mantuvieron en la misma línea que los alegatos de apertura: la falta de móvil para el crimen, la falta de planificación para un supuesto crimen por encargo y la hipótesis de que el asesinato fue durante un asalto fallido.

En este sentido, Sosa Arditi detalló que la vivienda de Norma Carletti estaba vacía desde hacía una semana antes del hecho y que la misma no tenía luces, como si nadie estuviera en el interior.

En base a esto, destacó que los asesinos de Norma ingresaron al hogar sin guantes y sin armas -la ultimaron con un cuchillo del hogar-, "porque iban a robar pensando que no había nadie".

Siguiendo en esa línea, destacó el relato de testigos que dijeron haber escuchado que el agresor le gritaba a Norma "cállate o te mato".

"Si iban a matarla, para qué le iban a decir cállate. Eso se lo dice porque se sorprendieron con la presencia de Norma ahí. Estaban sin guantes, sin armas. Si planificaron un crimen por encargo, como van a fallar en eso. No tiene lógica", explicó Sosa Arditi.

La defensa destacó también la pericia contable realizada sobre los bienes del matrimonio, donde los peritos establecieron que Hisa no manipuló ningún bien de Carletti.

"El fiscal habló que Hisa era planificador, manipulador, meticuloso. Pero creen que planificó un crimen en el que los asesinos fueron sin armas", destacó, irónicamente, Sosa Arditi.

Por su parte, el otro abogado defensor, Daniel Álvarez, le pidió al jurado que resalte el testimonio del único hijo en común del matrimonio, al mismo tiempo que solicitó descartar los audios donde supuestamente Kevin Guerrero admite el hecho.

"¿A quién le creemos? ¿A unos extorsionadores profesionales? -por quienes grabaron a Kevin-. Ustedes les vieron la cara, dan miedo. ¿O le creemos al hijo en común de Hisa y Carletti, que dijo ‘ya me mataron a mi madre, no permitan que maten también a mi padre'", explicó Álvarez, para cerrar el alegato de la defensa de Hisa.

La defensa de los Guerrero

Los abogados Federico Liciardi y Nadia Moreno, letrados oficiales del Poder Judicial, asistieron a Juan Carlos Guerrero, y también pidieron por su inocencia.

El relato de estos destacó las "pocas" pruebas que la fiscalía dio sobre la supuesta culpabilidad de Juan Carlos, destacando que para el Ministerio Público el hombre compró un Fiat 600 para perpetrar el crimen.

En base a esto, resaltaron que el hombre adquirió el coche personalmente, firmó papeles y hasta dejó el coche en la puerta de su casa.

"Si iba a comprar un auto para cometer un crimen, ¿creen que iba a hacer todo él personalmente? No hay lógica", resaltó Liciardi.

Por su parte, Moreno destacó la relación que tenían los Guerrero con Hisa y Carletti y sobre todo el afecto que Juan Carlos mantenía con la mujer asesinada.

Destacaron además, las conversaciones que mantenía el hombre con Hisa, por cuestiones laborales. Esto, para desacreditar que las llamadas que mantuvieron ambos días antes del femicidio, fueron para planear el ataque.

Luego, los abogados Juan Pablo Chales y Pablo Cazaban defendieron a los hermanos Guerrero, también por la línea de que el hecho fue un asalto fallido.

En base a esto, Kevin declaró al inicio de la jornada -antes de los alegatos-, y dijo que él fue a robar a la casa de Norma, pero que nunca ingresó.

Agregó que fue al lugar junto "a otro amigo" -no identificado- y que el ADN de Norma está en sus uñas porque tras el hecho agarró la mochila que su amigo robó del interior de la vivienda. Así, sus abogados destacaron que en la vivienda no hallaron rastros de Kevin.

Por su parte, Alexis también declaró y juró que al momento de hecho estaba en su casa. "No hay ningún elemento probatorio contundente que lo ponga en ese lugar", dijeron sus abogados.

Los letrados fueron por la misma línea que la defensa de Hisa, afirmando que "no hay lógica para un crimen por encargo", resaltando que si los agresores fueran los hermanos Guerrero, estos ingresaron a cara descubierta sabiendo que Carletti los conocía y, además, sin armas para concretar el crimen.

Fue así que Cazabán pidió que Kevin Guerrero sea desligado del crimen, y como segunda opción posible requirió que sea acusado de un robo.

Mirá los alegtos de cierre completos, tanto de la fiscalía como de la querella y defensa:

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario