revuelo en la justicia federal
Caso Bento: otro imputado pidió declarar e investigan a un abogado oficial
Miércoles, 12 de mayo de 2021
Por: Pablo Segura

La confesión de Javier Santos Ortega, uno de los 15 imputados que tiene la causa que investiga coimas en la Justicia Federal, generaría que en las próximas horas otros acusados prefieran declarar para, posiblemente, acceder a beneficios.

Es que tras la declaración de Santos Ortega, este individuo accedió el régimen de prisión domiciliaria, por lo que ahora quien optaría por hablar sería Juan Carlos Molina, otro de los supuestos beneficiados por las coimas y quien hasta ahora es asistido por la abogada oficial Verónica Romano.

La confesión de Javier Santos Ortega, quien luego accedió a la prisión domiciliaria.

Fuentes judiciales afirmaron que Molina ya anticipó su intención de declarar, por lo que ese acto podría concretarse en las próximas horas.

Los investigadores creen que la confesión de Santos Ortega generará un efecto dominó en otros sospechosos, sobre todo, los supuestos beneficiados que están detenidos.

Mientras se espera por nuevas testimoniales, el juez Eduardo Puigdéndolas continúa reproduciendo pruebas y en las últimas horas puso la lupa en la oficina de abogados oficiales del fuero federal.

En ese sentido, al menos un letrado que presta servicio en dicha oficina, estaría sospechado de haber participado de las coimas investigadas

En este caso, el acusado habría cometido una tentativa de cohecho, por lo que por estas horas se reúnen pruebas para definir una posible nueva imputación en el expediente.

Cómo se pedían las coimas y cuál era el monto de los sobornos.

Hasta el momento, la causa tiene 15 imputados, de los cuales 8 están detenidos -los tres abogados y cinco supuestos delincuentes que fueron beneficiados con las coimas-.

Varios de los abogados defensores de estos presentaron en las últimas horas pedidos de excarcelación, los cuales aún no han sido contestados por el fiscal Dante Vega.

La causa que genera revuelo en la justicia federal investiga una asociación ilícita liderada por el juez federal Walter Bento con el objetivo de recibir coimas para liberar u otorgar beneficios a presos, la mayoría de estos investigados por contrabandos millonarios.

Se cree que entre el juez y los abogados que obtenían los beneficios para sus clientes, había un nexo, que era Diego Aliaga, el ex despachante de aduana asesinado en Lavalle.

El principal sospechoso de ese crimen, Diego Barrera, fue quien destapó esta situación y aportó pruebas. De esta forma, la justicia accedió a escuchas donde los abogados detenidos pactaban coimas de hasta 800.000 dólares para beneficiar a algunos presos. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario