Escándalo con Independiente en Brasil: la policía amenazó a los jugadores
Martes, 4 de mayo de 2021

El partido que, al menos por el momento, va a jugar Independiente ante Bahía en Brasil este martes desde las 19.15 por la Copa Sudamericana, ya es un escándalo. Y eso que ni siquiera empezó... Desde que el plantel del Rojo aterrizó en tierras brasileñas, este lunes por la noche, el bochorno no para de crecer. ¿Qué fue lo último que pasó? La policía local amenazó a jugadores del equipo de Falcioni y demoró por agravios a Juan Manuel Insaurralde y Adrián Arregui, que estaban para viajar de regreso con el resto de la delegación a la cual no le permitieron el ingreso. ¡Hasta les sacaron los celulares!

Hubo reacciones de los jugadores y las demoras fueron producto de esas respuestas en caliente. Generalmente, la policía brasileña es muy inflexible.

Por otra parte, por ley federal, en Brasil exigen PCR negativo, por más que Conmebol permita viajar con resultado positivo del mismo (siempre y cuando la persona ya esté recuperada de coronavirus). En Independiente pensaron que con el alta, los iban a dejar pasar. Algo que de hecho ocurre en otros países, incluso en otros estados de Brasil.

Esto generó que el vuelo de retorno de esa parte del plantel de Independiente se demore. Afortunadamente, a las 15 horas ya se pudo resolver el problema con los jugadores y en las próximas horas estarán regresando a Argentina.

Por otra parte, va a haber un reclamo oficial del consulado en Brasil por el mal trato de los jugadores: no sólo por el incidente con la policía, sino también por la demora en el aeropuerto y la falta de respuestas.

Walter Lusing, dirigente de Independiente que viajó a Brasil, dio detalles en Cómo te va: "La noche fue malísima, con los jugadores que no pudieron ingresar nos quedamos durmiendo en el piso del aeropuerto. Nos trajeron unas mantas y unas viandas con comida. Una locura"

"En un cambio de guardia nos vinieron a correr, hubo un pequeño conflicto y amagaron a sacar un arma. A Insaurralde y Arregui se los llevaron para hablar", agregó.

A su vez, Daniel Martins, médico del club, explicó: "Nosotros decidimos viajar con positivo de PCR porque sólo teníamos conocimiento de restricciones en Chile y Uruguay; estas restricciones no estaban en Brasil. Aparentemente, esta limitación es sólo del estado de Bahía. No teníamos el dato de que cada estado de Brasil podía resolver la restricción, o no, del ingreso de un PCR positivo"

El escándalo en detalles:

Todo empezó este lunes: el plantel entero del Rojo estuvo varado seis horas en el aeropuerto de Salvador y el consulado quiso mandarlo de vuelta.

Todo esto porque las autoridades locales no permitían el ingreso de casos "detectables" de coronavirus en 11 integrantes de la delegación. Algunos que ya habían superado el Covid-19 y sus PCR, ordenados por Conmebol, habían dado negativos en Buenos Aires.

¿Qué sucedió? Al arribar, se realizó un testeo PCR a toda la delegación, y hubo, según blanqueó el cónsul, 11 miembros de la comitiva que dieron "detectable" a pesar de haber recibido la habilitación para viajar de la Conmebol por los análisis anteriormente mencionados.

Ahí fue que se plantó la autoridad aeroportuaria local. Esos 11 positivos durmieron en el aeropuerto, mientras que los demás pudieron trasladarse al hotel a descansar.

Incluso estuvo la chance de que, ante todo este escándalo, el partido se postergue al miércoles. Sin embargo, finalmente no hubo reprogramación. Se jugará, al menos que haya algún cambio de decisión de último momento, este martes desde las 19.15.

Y con ocho bajas inesperadas, los jugadores que las autoridades de Bahía no permitieron ingresar: Juan Manuel Insaurralde, Adrián Arregui, Pablo Hernández, Renzo Bacchia, Gonzalo Asís, Thomas Ortega, Nicolás Messiniti, Lucas 'Saltita' González.

Además, Pedro Monzón, que iba a estar al frente del equipo, tampoco pudo ingresar (Julio César Falcioni no viajó por problemas personales y Omar Píccoli porque tiene Covid).

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario