automovilismo
Red Bull vs. Mercedes, la nueva batalla que se abre en la F1
Martes, 4 de mayo de 2021

La Fórmula 1 vive una temporada a pura emoción carrera tras carrera. Pero esta en especial está sacando chispas hasta fuera de la pista. La rivalidad entre la escudería Red Bull y Mercedes cada vez está más áspera y la última carrera en Portugal agregó leña al fuego luego de que Max Verstappen sea penalizado por una maniobra en la última vuelta que le impidió quedarse con el punto extra que le significa realizar la vuelta rápida.

El neerlandés ya había sido foco del conflicto en Bahréin, cuando lo obligaron a devolverle la posición a Lewis Hamilton por una maniobra considerada ilegal. Respecto al tema Helmut Marko, asesor de la escudería austriaca, mostró su descontento con las decisiones oficiales que penalizaron al holandés en tres ocasiones. "Es simplemente molesto esto de los límites de la pista. Ya hemos perdido la victoria, la pole position y la vuelta rápida. Todas las cosas buenas vienen de tres en tres. Espero que se acabe ya", reclamó molesto luego de una nueva derrota en Portimão.

Y agregó sobre la maniobra de Verstappen que le costó nuevamente puntos para la tabla general: "O haces una limitación con los pianos o grava o si conduces fuera de la pista hay un castigo automático. Lando Norris superó a Sergio Pérez con las cuatro ruedas fuera de la pista y no pasó nada. No es consistente y esto no son carreras si haces malabarismos con las reglas de esa manera", soltó.

Las autoridades dieron su versión con Michael Masi, director de la Federación Internacional del Automóvil, como portavoz. "Habiendo visto la maniobra después de la carrera, está muy claro que Max estaba fuera de la pista y que era más rápido que nadie en ese minisector. Como resultado, obtuvo la vuelta más rápida de la carrera, que es un punto de campeonato mundial", argumentó. Y cerró para que no queden dudas: "Así que creo que eso demuestra que estábamos vigilando los límites de las pistas para todos por igual".

Pero desde el lado de la vereda de Mercedes, no quedaron contentos con las quejas al aire de la escudería rival y salieron a cruzarlos. "Él no es el doctor, es un gruñón. No puedes estar tan amargado. Cuando ves el mundo como una conspiración, eso no te puede hacer vivir feliz", respondió Toto Wolff, jefe del equipo alemán. Además, explicó que los reclamos "son parte de su estrategia" y que si le dan lugar "puede que alguno más se una a ellos".

Lo cierto es que el último circuito quedó en manos de Mercedes y Lewis Hamilton se posicionó líder del campeonato con 69 puntos. Detrás de él, Verstappen aparece con 61 y luego Lando Norris cierra el podio con 37. Pero al ver las cifras se puede apreciar como esta temporada será un clásico constante entre dos escuderías.

Fuente: Infobae


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario