Opinión
Liderazgo y Empresas ¿Diversidad u homogeneidad de pensamientos?
Domingo, 25 de abril de 2021Por Eduardo Press.
Por: Eduardo Press

Diez años después todavía el fracaso de la CIA a la hora de detectar las señales que advertían de los ataques del 11 de septiembre de 2001 sigue uno de los temas más controvertidos en la historia de los servicios de inteligencia. Ha habido comisiones, revisiones, investigaciones internas y más.

Están aquellos que dicen que la CIA no notó señales de advertencia obvias. Y aquellos que argumentan que es notoriamente difícil identificar las amenazas de antemano y que la agencia estadounidense hizo todo lo que era razonablemente posible.

Algunos creen quela verdadera razón por la cual la CIA no pudo detectar la trama es más sutil.

Seguramente los agentes debían ser gente muy preparada. ¿Entonces qué falló?

Los miembros de la agencia son todos muy similares: hombres, blancos, anglosajones, estadounidenses, de religión protestante por lo que su manera de mirar el mundo es muy similar y no estaban en condiciones de "leer" mensajes provenientes de otra cultura como la islámica.

No es el objetivo de esta nota meternos en los asuntos de la CIA, tomémoslo como un disparador para pensar que sucede con los líderes y los equipos en nuestra empresas.

Es común que los líderes armen sus equipos con personas afines a sus ideas, muchos dueños de empresas eligen a su segunda línea en base a las similitudes que pueden tener entre ellos. En muchas reuniones escuché frases como "quiero que piensen los problemas como los pienso yo", "quiero que ustedes transmitan lo mismo que yo les estoy diciendo" y otras más o menos en el misma línea discursiva.

Así estamos buscando la homogeneidad bajo el argumento "estamos en el mismo barco", "remar para el mismo lado"...

¿Es esta la manera de generarlo?

Veamos.

Cuando un problema es complejo, ninguna persona tiene todas las respuestas. Todos tenemos puntos ciegos, lagunas en nuestra comprensión.

Y esto significa que si uno reúne a un grupo de personas que comparten perspectivas y antecedentes similares, es probable que compartan los mismos puntos ciegos.

Lo que a su vez significa que lejos de desafiar y abordar estos puntos ciegos, es probable que estos se refuercen.

De otro modo la diversidad suma perspectivas de otras personas que pueden ayudarnos a ver nuestros propios puntos ciegos y a quienes podemos ayudar a ver los suyos.

Si bien es sabido nos sentimos inconscientemente atraídos por personas que piensan como nosotros, rara vez notamos el peligro de desconocer nuestros propios puntos ciegos.

¿Liderar y gestionar con la diversidad es difícil?

Sí, pero necesario. Manejar las divergencias es todo un arte que se aprende.

Son más valiosas las perspectivas diferentes que las que repiten como loro. Si en un grupo de personas nadie piensa diferente es muy probable que ninguno esté pensando de forma novedosa

Ya hace unos años la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie nos advertía de los peligros de disponer de una sola historia. Una única versión de las cosas debilita nuestro pensamiento porque es incompleta por lo tanto limita enormemente nuestra capacidad de tomar decisiones, lo mismo sucede con los equipos de trabajo.

Apoyado en lo escrito más recientemente por Matthew Syedcomparto las siguientes recomendaciones.

· Mantener la mente abierta. Dar la bienvenida a nuevas perspectivas. Así se aprende.

· Armar equipos y rodearse de gente con diferentes modos de mirar y pensar para tomar una decisión. Si todos compartimos los patrones de pensamiento siempre vamos a pensar de la misma manera.

· Evitar los puntos ciegos. Como decía más arriba, si se comparten los modelos de mirar también se comparten los mismos puntos ciegos. Para todos van a permanecer invisibles nuevas alternativas de solución.

· Abordar problemas complejos demanda diversidad, lo que se debe compartir son los objetivos, pero conviene estar abierto a diferentes opciones para lograrlos.

· Mejorar la comunicación en el equipo de trabajo, no me voy a cansar de insistir en promover que la comunicación sea fluida, clara y honesta. El líder de un equipo tiene que facilitar las opiniones y frenar las críticas y condenas. Si la gente por desconfianza se guarda las opiniones todos perdemos.

· Promover el pensamiento innovador, la innovación está en la mente no solo en la tecnología.

· Estar atento al "efecto eco". Si uno se rodea de personas de un pensamiento similar al de uno lo que va a recibir como devolución es el reflejo de las propias ideas y ninguna nueva.

En síntesis: Las experiencias individuales generan distintas perspectivas, por eso darle lugar a la diversidad en las empresas amplia la forma en que pensamos acerca de nuestros problemas y habilita la aparición de soluciones innovadoras.

*Especialista en Psicología Organizacional.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario