Pandemia
Vacuna antigripal o contra el Covid-19, ¿cuál se debe aplicar primero?
Jueves, 8 de abril de 2021
Por: Gabriela Sánchez

Ante el avance del programa de vacunación contra el coronavirus en todo el país y la llegada de las dosis de la vacuna antigripal surgieron dudas entre los ciudadanos con respecto a cuál debe aplicarse primero o si son excluyentes. Para aclarar el tema Noticiero Andino consultó a la presidenta de la Sociedad Argentina de Virología, Lucía Cavallaro. La especialista explicó qué vacuna tiene prioridad dependiendo del grupo poblacional y los lapsos de tiempo que deben existir entre vacunación y vacunación.

"Es un tema definido, hay un manual de vacunación en la página del ministerio de Salud en el que está descripto cómo hay que proceder con cada grupo. En líneas generales, para las personas que tienen la probabilidad de que la vacuna contra el coronavirus llegue pronto -dentro de los próximos 15 días-, tiene prioridad la vacuna contra el Covid-19. Si no hay certeza del tiempo y son grupo de riesgo, deben aplicarse la vacuna para influenza y neumococo y dejar transcurrir 15 días para recibir la vacuna contra Covid-19", detalló la doctora de la Universidad de Buenos Aires.

Con respecto a la posibilidad de dar positivo de Covid-19 tras ser vacunado, aclaró: "El objetivo de la vacunación es proteger a un individuo que se infecte de que no se enferme gravemente, no se muera y que no requiera hospitalización. La vacuna no evita que uno se infecte, solo evita que uno se enferme. Es lo mismo que pasa con las otras vacunas".

Además, Cavallaro sostuvo que desde su punto de vista el país está cursando la segunda ola de contagios. "Lo que estamos viendo es un aumento de casos muy importante y dada la situación temporal y epidemiológica -si pensamos en segunda ola como una cantidad de casos sostenida en el tiempo y con gran impacto a nivel sanitario- yo creo que estamos iniciando la segunda ola", dijo.

"El frío y la posibilidad de favorecer la transmisión del virus tiene que ver con la dificultad de hacer actividades al aire libre o en espacios bien ventilados. Las recomendaciones son muy claras porque la transmisión es vía el aire pro las pequeñas partículas que van cargadas en los aerosoles. Si pensamos en la transmisión por superficie es aproximadamente el 20% y el 80% es por aire. La recomendación es que aunque haga mucho frío los ambientes tienen que estar con las ventanas abiertas por lo menos 15 centímetros. Tiene que haber calefacción e intercambio de aire interior-exterior", agregó.

Por otro lado, la especialista insistió en el uso de barbijo como primera medida para preservar la salud. "Una persona que está infectada y que no usa barbijo al hablar, reír, cantar, toser, estornudar, hasta respirando elimina microaerosoles al ambiente que pueden permanecer flotando en el aire durante muchísimo tiempo porque son pequeñísimos y tardan mucho en caer y depositarse sobre la superficie. Y como una cuando respira intercambia un gran volumen de aire en una unidad de tiempo pequeña, aun cuando la carga de virus no sea tan importante, se eleva mucho la chance de contraer la infección", dijo Cavallaro.

Y remarcó que el uso de barbijo es una protección ante un individuo potencial emisor del virus (asintomáticos o presintomáticos). Además, señaló que para que el barbijo sea efectivo debe usarse correctamente: cubriendo desde la nariz hasta el mentón. "Un barbijo usado como cuellito o con la nariz afuera es lo mismo que no usarlo. Es una de las herramientas, distancia de dos metros, ventilación y actividades al aire libre", enfatizó. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario