Beatriz Barbera, nueva titular de AEHGA
"Volver a la situación de delivery no permitirá sostener los puestos de trabajo"
Miércoles, 7 de abril de 2021

Desde el 1 de abril, la empresaria y ex funcionaria provincial Beatriz Barbera está al frente de AEHGA (Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Mendoza), en lugar de su hermano Fernando. En ese carácter, manifestó su preocupación frente a la posibilidad de restricciones más duras que afecten al sector, uno de los más golpeados durante la pandemia, no sin explicitar que si eso ocurre se necesitará más asistencia oficial para sostenerlo.

Así lo expuso, en diálogo con Radio Andina, en medio de nuevas medidas provinciales para limitar las aglomeraciones, como el ajuste del aforo exigible en ambientes cerrados (del 70 al 50%), y el recorte de la nocturnidad entre las 00 y 5,30 a diario. E incluso la apertura de ventanas en los locales para favorecer la circulación de aire y minimizar la concentración del virus.

"Entendemos que para que baje el virus tiene que bajar la circulación de personas. Y entonces debemos colaborar los restaurantes formales y habilitados como lo hemos estado haciendo, con respeto de los protocolos, y trabajando hasta las 0,30. Con los correspondientes permisos para el personal, tanto los turnos de almuerzo como de cena seguirían en funcionamiento: la buena noticia es que podemos seguir trabajando", señaló Barbera.

Beatriz Barbera.

De horarios y controles

Al respecto, la empresaria apeló a la responsabilidad ciudadana. "Esto es entre todos. Por eso la gente tendrá que acostumbrarse a que a las 0,15 o 0,20 les van a hablar para recordarle la situación".

Asimismo, hizo un diagnóstico del sector. "Es importante reconocer que a la merma habitual de abril, mayo y junio se suma esto, y habrá menos consumición en especial para los bares, que facturan en la noche durante el horario de recreación. Y en general, además de que la gente tiende a salir menos en ésta época, está el turista más grande, que no tiene hijos y se está cuidando. La situación no es fácil, porque también venimos endeudados desde el año pasado". 

Con el foco puesto en bares que se "convierten" en boliches entrada la noche, Barbera refirió a una reunión el martes en la que "se habló de endurecer medidas en ese sentido. Como en muchos sectores, están los que trabajan con responsabilidad social y los que les cuesta cumplir las reglas que tienen que ver con las formalidades de funcionamiento de una empresa. Si se controla bien, esta restricción nos va a permitir seguir trabajando".

De ahí la importancia de los controles. "No es fácil que te paren y exijan papeles, pero es importante que las fuerzas de seguridad salgan despues de las 0,30 para detectar cosas cuándo no están dentro de las reglas para trabajar. Lo importante es que sigamos abiertos, porque volver a la situación de delivery no permitirá sostener los puestos de trabajo, que entre mozos, recepcionistas, cocineros, cajeros, son muchos".

Evaluaciones y pedidos

Tras un mensaje ("hay que entender que se necesita un esfuerzo colectivo para que la preservar la salud y la economía. Esto es todo de a dos, los controles son para que no paguen justos por pecadores"), la ex funcionaria provincial también opinó sobre el impacto de la atención horario corrido, que desde marzo volvió a Ciudad.

 ¿Puede beneficiar a la actividad de los restaurantes?. "No lo hemos charlado aún. En este momento es una opción para que la gente pueda salir más temprano a comer y relajarse. El tema es que en invierno a partir de las 19 todo queda completamente desierto", consignó.

No obstante, Barbera también aprovechó la oportunidad para recalcar que, además de los monitoreos y las evaluaciones de rigor, hay un diálogo entre los representantes de AEHGA y el Gobierno, "para ver cómo podemos salir de esto y qué apoyo vamos a tener. Esto es clave".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario