Cosas que podrías estar limpiando mal sin saberlo
Martes, 6 de abril de 2021

A todo el mundo le gusta tener la casa reluciente, pero para ello hay que tener una serie de rutinas de limpieza. Y una de las claves para que esta sea efectiva es limpiar muebles y electrodomésticos correctamente, algo que no siempre ocurre. Ya sea por desconocimiento o por otras razones, estas son las cosas que no estás limpiando bien en tu hogar.

Cubiertos del lavavajillas. Cómo meterlos en el electrodoméstico es el gran debate, pero tenemos la solución. Lo ideal es combinarlos y no juntarlos por tipo para que la limpieza sea más profunda. Además, hay que meterlos con el mango hacia arriba para no pincharnos al sacarlos. Si no lo estás haciendo así, puede ser un buen momento de cambiar.

Lavadora. Aunque su función sea limpiar la ropa, la propia lavadora también necesita una limpieza para evitar malos olores. Y debe realizarse con una cierta frecuencia. Hay que prestar atención al tambor, la goma y al filtro y simplemente deberás hacer uso de productos como vinagre o lejía y un paño.

Cafetera. De forma regular hay que limpiarla a fondo, ya que puede acumular moho con mucha facilidad. Simplemente con productos de limpieza específicos o con una mezcla de vinagre y agua será suficiente.

Horno. Aunque hay numerosos productos de limpieza específicos, también existen remedios naturales como el limón o el vinagre que, acompañados por el bicarbonato, van a dejar este electrodoméstico reluciente.

Cepillo de dientes. Alberga numerosas bacterias, por lo que enjuagarlo simplemente con agua no es suficiente. Los expertos recomiendan desinfectarlo frecuentemente con peróxido de hidrógeno o sumergiéndolo en enjuague bucal.

Alfombra. Lo más normal cuando se ha manchado la alfombra es aplicar algún producto de limpieza directamente, pero lo ideal es echarlo en un trapo y luego aclarar con otro que tenga agua, así evitas que el rociado directo afecte al tejido.

Lavavajillas, lavaplatos. Al igual que la lavadora, también necesita un cuidado especial. Lo mejor es que utilices vinagre para las paredes internas y después ejecutes un ciclo de limpieza con el electrodoméstico vacío.

Aspiradora. La suciedad y el polvo pueden acumularse y salir los desperdicios al aire, por lo que se debe desmontar en su totalidad y limpiarla de vez en cuando simplemente con agua y jabón.

Tabla de cortar. No vale simplemente el agua y el jabón, ya que al estar en permanente contacto con los alimentos se convierte en fuente de microbios y bacterias. Lo ideal es desinfectarla a menudo con vinagre.

Aparatos electrónicos. Seguramente no los limpias con la suficiente frecuencia, por lo que se llegan a acumular numerosas bacterias. Intenta pasar a menudo un paño para eliminar el polvo y seguro que notarás la diferencia.

 Heladera. Una vez más el vinagre, el bicarbonato o el limón son grandes aliados para limpiar bien la nevera. Hay que tener especial cuidado con el cajón de frutas y verduras, ya que es donde más bacterias se acumulan.  

Ducha. Lo más efectivo es la lejía para eliminar los molestos patógenos que se acumulan por la humedad. Con un chorrito frecuentemente y con un estropajo, la ducha estará perfecta.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario