Una victoria para las mujeres
Lunes, 29 de marzo de 2021

Por Redacción BBC News Mundo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, suele no llevarse bien con la prensa. Y cuando recibe críticas de los periodistas, el mandatario tiende a contraatacar. Sin embargo, esta vez sus palabras tuvieron consecuencias en la justicia del país.

Un tribunal brasileño le ordenó esta semana al presidente que pague una indemnización a una periodista después de que hizo comentarios degradantes sobre ella.

Bolsonaro había sugerido el año pasado que la reportera Patrícia Campos Mello le había ofrecido sexo a una fuente para obtener información negativa sobre él.

El juez dijo que los comentarios de Bolsonaro habían dañado el honor del periodista y deberá pagarle 20.000 reales (unos US$3.500) en concepto de daños.

El mandatario aún tiene la oportunidad de apelar el fallo de la justicia.

"Victoria para todas las mujeres"

Patrícia Campos Mello, quien es una galardonada periodista del diario brasileño Folha de Sao Paulo, celebró la decisión de la justicia.

En un tuit dijo que el fallo fue una "victoria para todas las mujeres".

Mientras que el grupo Periodistas contra el Acoso aseguró que el fallo marcó un "gran día" para las reporteras y el periodismo profesional en Brasil.

Bolsonaro, ocupa el cargo desde enero de 2019, tiene un historial de rencor hacia los periodistas que han sido críticos con su administración.

Campos Mello entabló acciones legales contra él en respuesta a los comentarios hechos en febrero de 2020.

En su reporte sobre los dichos, el periódico Folha acusó a Bolsonaro de insultar a Campos Mello con insinuaciones sexuales.

Bolsonaro dijo que el periodista "quería una primicia" en su contra a "cualquier precio", informó el periódico citando al presidente.

Campos Mello escribió una serie de artículos de investigación sobre un grupo que usaba WhatsApp para impulsar la campaña de Bolsonaro denigrando a sus rivales antes de las elecciones presidenciales de 2018.

En enero, Campos Mello ganó un caso casi idéntico contra el hijo del presidente, Eduardo Bolsonaro, quien es miembro del parlamento en la cámara baja del Congreso de Brasil.

Él había sugerido en un video de YouTube en mayo pasado que la periodista había "tratado de seducir" a una fuente a cambio de información dañina contra su padre.

Un juez dijo que los comentarios eran un ataque al honor de la periodista y ordenó al hijo de Bolsonaro que le pagara 30.000 reales (unos US$5.200) en compensación.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Soy Más
Julieta Borghi, un puente a la Biodanza y la terapia menstrual