pandemia
Moderna anunció que su vacuna es efectiva contra las nuevas cepas de Sudáfrica y Reino Unido
Lunes, 25 de enero de 2021

La compañía de biotecnología Moderna informó este lunes que su vacuna contra el COVID-19 protege contra las nuevas cepas detectadas en Reino Unido y Sudáfrica. Pese a que los últimos estudios realizados detectaron una reducción de seis veces en los niveles de anticuerpos, la farmacéutica señaló que la inmunización sigue estando por encima de lo requerido para proteger al organismo contra el virus.

"La vacuna Moderna COVID-19 mantiene la actividad neutralizante contra las variantes emergentes identificadas por primera vez en el Reino Unido y la República de Sudáfrica", informó la empresa en un comunicado después de realizar una prueba de laboratorio.

A pesar de estos datos, la farmacéutica estadounidense adelantó que está trabajando en desarrollar una dosis adicional para aumentar aún más la protección. Los científicos temen que pueda haber un riesgo potencial de disminución temprana de la inmunidad a las nuevas cepas en los pacientes vacunados. 

La compañía indicó que la inmunización con "la ‘vacuna Moderna COVID-19 produjo títulos neutralizantes contra todas las variantes emergentes clave probadas, incluidas la B.1.1.7 y la B.1.351, respectivamente".

No obstante, Moderna informó también que para hacer frente a la pandemia de forma proactiva, mientras el virus sigue evolucionando, probará una dosis adicional de refuerzo de su fármaco (mRNA-1273) para estudiar la capacidad de aumentar su efectividad contra las cepas emergentes, más allá de la serie de vacunación primaria existente. En este camino, reveló que está trabajando en el desarrollo de una variante de refuerzo (mRNA-1273.351) contra la cepa de Sudáfrica.

"Mientras tratamos de derrotar al COVID-19, que generó una pandemia mundial, creemos que es imperativo ser proactivos a medida que el virus evoluciona. Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que la Vacuna Moderna contra el COVID-19 debería ser protectora contra estas nuevas variantes detectadas", aseguró Stéphane Bancel, director general de Moderna.

Y agregó: "Por abundancia de precaución y aprovechando la flexibilidad de nuestra plataforma de ARNm, estamos avanzando en un refuerzo contra la variante identificada por primera vez en la República de Sudáfrica, para determinar si será más eficaz para aumentar los títulos contra esta y potencialmente futuras variantes".

La investigación

El estudio que arrojó estos resultados fue realizado por el laboratorio estadounidense en colaboración con el Centro de Investigación de Vacunas (VRC) del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH). El manuscrito se envió un repositorio online, llamado bioRxiv, y se someterá a una publicación revisada por pares.

Según detalló la empresa, la variante B.1.1.7 del SARS-CoV-2, detectada por primera vez en septiembre de 2020 en el Reino Unido, tiene diecisiete mutaciones en el genoma viral, con ocho de ellas localizadas en la proteína de la espiga (S). Mientras que la B.1.351, identificada en Sudáfrica, tiene diez, localizadas en la mencionada proteína (S). Estas cepas se propagaron a gran velocidad y están asociadas a una mayor transmisión y carga viral tras la infección.

La investigación, realizada in vitro, evaluó la capacidad del ARNm-1273 para producir anticuerpos neutralizantes contra las nuevas variantes, utilizando sueros de ocho participantes en el ensayo clínico de fase 1 (de entre 18 y 55 años) que recibieron dos dosis de 100 microgramos de ARNm-1273, y utilizando por separado sueros de primates no humanos (NHP) inmunizados con dos dosis de 30 o 100 microgramos de ARNm-1273.

Para la cepa de Reino Unido, los títulos de anticuerpos neutralizantes se mantuvieron altos y fueron generalmente consistentes la efectividad relativa a las variantes anteriores. "No se observó un impacto significativo en la neutralización de todo el conjunto de mutaciones encontradas en la variante B.1.1.7 o de mutaciones clave específicas de interés", indicó el documento. Y agregó: "Estas mutaciones disminuyen la neutralización a partir de sueros convalecientes y aumentan la infectividad, los sueros de los participantes de la fase 1 y de los PSN inmunizados con ARNm-1273 fueron capaces de neutralizar la variante B.1.1.7 al mismo nivel que las variantes anteriores".

En el caso de la cepa detectada en Sudáfrica, el informe indicó que la inmunización con la vacuna Moderna produjo anticuerpos neutralizantes, aunque la empresa espera que estos niveles sean protectores. Según informó, fueron aproximadamente seis veces menores en relación con las variantes anteriores. Para la compañía de biotecnología esta situación puede sugerir un riesgo potencial de disminución temprana de la inmunidad a las nuevas cepas.

La vacuna de Moderna fue autorizada el pasado 18 de diciembre de 2020 por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para uso de emergencia, en personas de 18 años o más.




Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario