identidad
Día Nacional del Mate: por qué se celebra el 30 de noviembre
Lunes, 30 de noviembre de 2020

Cada 30 de noviembre se celebra en la Argentina el Día Nacional del Mate. La fecha fue establecida por el Gobierno en 2015, para rendir homenaje a esta infusión típica nacional y reconocer su importancia para el país.

Se eligió este día en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacurarí y Artigas, que llegó al mundo un 30 de noviembre de 1778. "Andresito", como lo apodaban, fomentó la producción e impulsó la comercialización de la yerba mate durante su mandato como Gobernador de Misiones, entre 1815 y 1819. Era de raíces indígenas y tuvo de colaborador a José Gervasio de Artigas, quien lo apadrinó y adoptó legalmente.

La efeméride responde a la Ley 27.117, sancionada el 17 de diciembre de 2014, que fue promulgada el 20 de enero de 2015 y publicada en el Boletín Oficial el 28 de enero de 2015.

En la Argentina, tomar mate implica mucho más que beber una infusión, se trata de un hábito que es sinónimo de encuentro, de compartir, que trasciende edades y estratos sociales. Sin embargo, en 2020, la pandemia de coronavirus llevó a que no se pueda pasar de mano en mano ni de boca en boca. Esta realidad impulsó a los consumidores a idear nuevas formas de "compartir un mate", como colocar distintas bombillas, usar distintos mates y un mismo termo o recurrir al famoso "termo mate", que fue pensado para consumo individual, entre otras opciones. 

También hubo rebeldes que no cumplieron con este pedido y el consumo de mate representó un dolor de cabeza para las autoridades sanitarias. Por ejemplo, en un pueblo de La Pampa, el director del hospital local amenazó a los habitantes con cortar el suministro de yerba mate porque se produjo un brote de Covid luego de que un grupo de personas compartieran esta infusión en una reunión.

Según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de la Yerba Mate, en la Argentina se consumen alrededor de 256 millones de kilos de yerba mate al año, lo que implica un consumo per cápita de unos 6,4 kilos.

Tan popular es la bebida, que su materia prima se encuentra en el 90% de los hogares del país, según una investigación de mercados realizada en toda la Argentina. El mismo estudio arrojó que los envases de medio kilo son los preferidos de los consumidores, elegidos por más de la mitad de la población, seguidos por los de un kilo y, muy por detrás, por los de dos y cuatro kilos.

Entre enero y septiembre de 2019, ingresaron alrededor de 792.139.194 kilogramos de hoja verde a los establecimientos de secansa de la región productora. La provincia de Corrientes tiene 21 mil hectáreas cultivadas de yerba mate, mientras que en Misiones, principal productora, hay 144 mil hectáreas.

En relación a las exportaciones, en el mismo plazo, se vendieron a otros países 31.235.694 kilos de yerba mate.

Un dato curioso brindado por el organismo es que para producir un kilo de yerba mate, se necesitan tres kilos de hojas verdes, porque durante el secado, el producto pierde agua y peso.

Además de su peculiar sabor, que atrae multitudes y se utiliza en preparaciones gourmet que exceden a la infusión, la yerba mate tiene propiedades beneficiosas para el organismo. Aporta gran cantidad polifenoles, vitaminas del complejo B, potasio, magnesio y xantinas.

Los polifenoles actúan como un poderoso antioxidante, que ayudan a aumentar las defensas y a disminuir el envejecimiento celular. Mientras que las vitaminas del complejo B ayudan al cuerpo a aprovechar mejor la energía de los alimentos ingeridos.

En tanto, el potasio y el magnesio son sustancias indispensables para el correcto funcionamiento del corazón, y las xantinas son compuestos que estimulan el sistema nervioso, lo que ayuda a estar activo y más concentrado. Fuente: Contexto

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario