Las mejores series para viajar al espacio
Sábado, 28 de noviembre de 2020

 Nuestro sistema solar es solo el comienzo...

The Expanse. Tras haberse salvado 'in extremis' de una cancelación prematura, parece que la serie de Amazon basada en las novelas de James Corey se despedirá con su sexta temporada tras un accidentado currículum. Momento ideal, pues, para embarcar en la Rocinante y conocer a su desastrosa tripulación antes de que esta se despida para siempre. La guerra fría entre la Tierra, Marte y los Planetas Exteriores es lo bastante intrincada como para que merezca la pena perderse en ella. 

  'Firefly'. Así son las cosas en el vacío: la 'space opera' más querida del siglo XXI en televisión solo aguantó una temporada en antena. Ahí la lleva Fox, porque las aventuras del poco escrupuloso capitán Reynolds (Nathan Fillion) y los demás viajeros de la astronave Serenity siguen siendo una de las mejores colecciones de aventuras espaciales que pueden verse en una pantalla. No pueden quitarnos el cielo...  

'Battlestar Galactica'. Con su intrincado argumento, unos niveles de politiqueo a la altura de 'El ala oeste de la Casa Blanca' (pero con más cinismo) y especulaciones filosóficas entre el pesimismo existencial y la comedura de tarro, el reboot de la serie de 1978 parecía condenado al fracaso... pero sus cuatro temporadas acabaron cosechando el aplauso de público y crítica, amén de llevándose tres Emmy, todo ello al módico precio de un genocidio espacial. Si la ves, ten cuidado: puede que acabes preguntándote si tu vecina del quinto es una Cylon. 

'Babylon 5'. La creación de J. Michael Straczynski sigue siendo una de las pocas, poquísimas series capaces de igualarse a 'Star Trek' en la complejidad de su universo, con la estación espacial que le da título siendo el escenario de venenosos juegos diplomáticos entre aliens de todo pelaje (o plumaje). Pena que la última de sus cinco temporadas (rodada a toda prisa tras un conato de cancelación) supusiera una despedida indigna después de tantos episodios de antología. 

'Star Wars Rebels'. ¿Te gusta 'The Mandalorian'? ¿Quieres saber más sobre Bo-Katan Kryze, Ashoka Tano y el Sable Oscuro? Si la respuesta es "sí", ya tardas en ver las cuatro temporadas de esta serie de animación, ambientada en los años previos al surgimiento de la Alianza Rebelde, en la que Dave Filoni (futuro creador de Mando y Baby Yoda) expandió el 'lore' de 'Star Wars' con elegancia y salero.

'Farscape'. Desde 1966 (o incluso antes) los chistes sobre orejas de vulcaniano y otros atavíos de plastiquillo para caracterizar a los aliens persiguen a las series de ciencia-ficción. Pero, como diría Spock, eso es ilógico: esta serie contó con todo el poder de la Jim Henson Company para dar vida a algunas de las criaturas más extrañas que jamás se han visto en la pequeña pantalla. Y, para colmo, sus guiones estaban a la altura de tanta extravagancia en látex. 

'Star Trek: La nueva generación'. En 1987, la saga de la Federación era una reliquia que seguía viva gracias a un fandom entregado y películas de calidad discutible. Pero esta serie la revivió, y de qué manera: 'La nueva generación alteró aspectos clave del universo 'Star Trek' (después de Worf, nunca volvimos a mirar mal a un Klingon), compaginó drama, humor y fantasía y le descubrió al mundo que todo un señor shakespeariano como Patrick Stewart podía capitanear lel Enterprise sin despeinarse (ejem).

'The Mandalorian'. Algunos les aman, otros les odian, pero lo que es, es lo que hay: solo han bastado una armadura y unos orejones verdes para dotar a 'Star Wars' de una vigencia que nunca había tenido en la pequeña pantalla. Las aventuras de Mando y Baby Yoda siguen triunfando más allá del Borde Exterior con su segunda temporada, dejando a los fans en ascuas ahora que se adentran como nunca en los aspectos más esotéricos de la tradición 'warsie'. Ese es el camino.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario