La industria textil se recupera con buenos indicadores en producción, inversiones y empleo
Martes, 24 de noviembre de 2020

En un año marcado por el parate económico que ocasionó el coronavirus a nivel mundial, la industria local comienza a evidenciar algunos signos de recuperación que entusiasman tanto al Gobierno como al empresariado. Puntualmente en lo que hace al rubro textil los motores del sector ya se encendieron aunque claro, ponerlos a punto después de la cuarentena llevará algún tiempo.

Según el último relevamiento de la Fundación Pro Tejer, la cámara que nuclea a las empresas textiles, el sector se recupera a niveles pre-pandemia. En este marco, si bien a septiembre la producción se encontraba por debajo del mismo mes de 2019, en octubre se registró un consumo de energía similar al año pasado, lo que interpretan como un repunte que se reflejará en los indicadores de producción y capacidad instalada de octubre (que todavía no están disponibles).

Si se toma en cuenta la serie del Índice de Producción Industrial Manufacturero, entre enero a septiembre de 2020 hubo una caída en torno al -20,8% según los datos oficiales recabados por INDEC. El mayor descenso se la producción textil se registro a comienzos del aislamiento social, preventivo y obligatorio, cuando arrojó en abril una caída del -38,3%. Sin embargo, pese a la contracción de los primeros meses del ASPO, la tendencia se desaceleró en la segunda mitad.

Respecto a la capacidad instalada del sector, desde la entidad que preside Yeal Kim aseguraron a la prensa que su recuperación es la prioridad en este momento. "Estamos en un proceso de reconstrucción de la capacidad instalada, la rentabilidad la dejamos para más adelante" dijo Jorge Sorabilla, empresario textil e integrante de la cámara, evidenciando la situación que atraviesa el rubro.

En ese sentido, tras dos años de baja la industria textil se encuentra trabajando al 48,5% de su capacidad. Una vez más, entre los meses de marzo a mayo se registró el índice más bajo, llegando a trabajar el sector en un 34,5% de capacidad instalada. Los empresarios consideraron que restablecer la oferta "requiere tiempo" "Es como si tuviste una Ferrari durante muchos meses guardada en un garage, hay que volver a ponerla a punto" ejemplificaron en un conferencia de prensa en la previa de Pro Textil, el evento anual que organiza la cámara.

En esta puesta a punto de las fábricas y su producción, enumeraron desde el sector el abastecimiento de materias primas, acondicinamiento de maquinaria, y protocolos por coronavirus, entre otros. Para poder hacer una comparación, durante 2019 y 2018 el uso de capacidad instalada anual del sector sobrepasó apenas el 50%, mientras que durante 2016 y 2017 sobrepasó el 60%.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario