Procedimiento de la Policía Federal
Lo atraparon con metanfetamina y éxtasis en el Parque San Martín
Jueves, 29 de octubre de 2020

Un joven de 24 años quedó detenido este miércoles por la tarde cuando descubrieron que tenía éxtasis y metanfetamina mientras se encontraba en el Parque General San Martín de Ciudad. El sospechoso estaba junto a otros dos jóvenes y lo notaron nervioso ante la presencia policial. Quedó a disposición de la Justicia federal. 

El procedimiento lo realizó el personal de la Brigada 3 y de la Unidad de Inteligencia Criminal II de la Delegación Mendoza de Policía Federal. Los efectivos se encontraban realizando controles de rutina de prevención de ilícitos en el interior del Parque General San Martín

En ese instante observaron a un grupo de tres jóvenes que al ver a los uniformados se pusieron nerviosos y los identificaron. Ante la negativa y agresiva respuesta de los sospechosos solicitaron la colaboración de testigos a fin de requisarlos. 

De esa manera encontraron entre sus pertenencias dos pastillas y media de agentes sintéticos éxtasis y una piedra cristalina de metilendioxi-metanfetamina, sustancia psicotrópica utilizada generalmente en fiestas electrónicas, no vistas regularmente en la vía pública, como así tampoco, no son muy comunes en la provincia. 

Ante el hecho, el joven de 24 años de edad quedó a disposición del Juzgado Federal N°1 de Mendoza a cargo del juez Walter Bento, Secretaría Penal A de la fiscal Gabriela Curri, como así también los estimulantes alucinógenos. Las drogas estaban ocultas en una pequeña caja de metal con un dibujo de la cara de un payaso.

El éxtasis es tanto una droga alucinógena como estimulante. Hace que el consumidor experimente una gran excitación y magnifica la intensidad de lo que siente, sea bueno o sea malo. Los efectos de la droga suelen durar hasta 6 horas.

También aumenta la frecuencia cardíaca y puede causar sequedad de boca, apretar de dientes, visión borrosa, escalofríos, sudores o náuseas. Puede hacer que algunos de sus consumidores se pongan ansiosos y se sientan confundidos, como que la gente les quiere hacer daño o está confabulada contra ellos. 

El consumo de éxtasis pueda causar convulsiones, inflamación cerebral, posible daño cerebral e, incluso, la muerte, indicaron los especialistas.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario