Cámara de Apelaciones
Caso Diego Aliaga: la causa seguirá siendo investigada en la Justicia federal
Viernes, 16 de octubre de 2020

El secuestro extorsivo seguido de muerte por el caso de Diego Aliaga continuará en la órbita de la Justicia Federal. Así lo definió la Cámara de Apelaciones este viernes a pesar del pedido para que siga siendo investigado a la Justicia provincial.

Así lo determinó el juez Juan Ignacio Pérez Cursi durante la audiencia que se desarrolló este viernes por la mañana. A raíz de esta resolución, el caso continuará siendo instruido por el fiscal Fernando Alcaráz, y no pasará a la fiscal Andrea Lazo, de Homicidios en el fuero provincial. 

Por su parte, el juez Marcelo Garnica continuará frente a la causa que se inició el pasado 28 de julio cuando el ex despachante de aduana desapareció y se hizo la denuncia por averiguación de paradero. 

Finalmente, Aliaga fue hallado muerto y enterrado en setiembre en un descampado de Costa de Araujo, en Lavalle. Tras conocerse el final y por tratarse de un homicidio, Garnica se declaró incompetente y pidió que el expediente pase al ámbito provincial. 

Tanto Alcaraz con el fiscal de cámara Dante Vega sostienen la competencia federal, esto basado en que el primero de estos aún no termina de reproducir todas las pruebas necesarias para determinar fehacientemente qué fue lo que ocurrió con el despachante de aduana.

Diego Aliaga desapareció el 28 de julio y fue encontrado un mes después, enterrado, en Costa de Araujo

Y en el marco de la investigación, la competencia puede ser clave. Es que dentro del fuero federal existe la figura del "arrepentido", posición que tomó uno de los cinco imputados, Yamil Rosales, quien "ayudó" con la pesquisa e indicó el lugar donde estaba el cuerpo de la víctima.

En cambio, en el fuero provincial no existe dicha figura, por lo que todo lo declarado por este acusado podría caerse en caso de que el expediente caiga en manos de un fiscal provincial.

Los detenidos

La causa permanece con cinco detenidos e imputados. El principal sospechoso es Diego Barrera, socio de la víctima fatal y quien decidió confesar ser el asesino.

La confesión de Diego Barrera, quien aseguró haber asesinado a Aliaga y le pidió perdón a su familia.

También están detenidos su mujer, Bibiana Sacolle y los dos hijos de esta, Gastón y Lucas Curi. A estos se les suma Rosales, quien fue el quinto detenido y clave en el hallazgo de los restos.

Todos están acusados por un secuestro extorsivo seguido de muerte, figura que prevé como única pena la prisión perpetua. 




Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario