miércoles 10 ago 2022

Nadia Podoroska: "No falta talento, faltan oportunidades económicas"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Andino Sports 12 de octubre de 2020 - 00:00

Nadia Podoroska vivió tres semanas soñadas en Roland Garros, en las que además de haber alcanzado las semifinales por primera vez en su carrera -se convirtió en la primera jugadora proveniente de la clasificación en llegar a esta instancia-, logró un enorme salto en el ranking mundial: llegó a París como 131° del mundo y hoy la WTA la oficializó en el puesto número 48.

Lo cierto es que por estas horas la rosarina de 23 años se permite el tiempo para disfrutar lo vivido en el Grand Slam francés. "Fueron tres semanas inolvidables. Ninguno esperaba este resultado tan bueno, pero el proceso lo veníamos haciendo y se da ahora", manifestó la Rusa en diálogo con el programa #Bonadeo de TyC Sports. Y añadió: "Lo que mejor hice fue abstraerme del contexto, jugar al tenis y hacer lo mejor que podía. Gracias a eso pude disfrutarlo, sacarme las presiones externas y concentrarme en lo que hago bien".

"Solo miraba contra quién tenía que jugar ese partido y una vez que ganaba sí (preguntaba) para ir a verla, pero no pensaba nada de los puntos, ranking o dinero. Cuando te planteás contra quién y dónde, empiezan a aparecer un montón de cosas que no podés manejar", explicó.

Por otro lado, la rosarina se mostró conmovida por la repercusión que tuvieron sus partidos sobre el polvo de ladrillo de París. "Lo que me ha emocionado estos días es que mucha gente me mandó fotos de chicos jugando, nenas, es lindo que se pueda hacer conocido el deporte, esas ganas de jugar, de mejorar, es lo que más feliz me hace, que se contagie", sostuvo.

En ese sentido, Podoroska se refirió a los momentos complicados que tuvo que atravesar para poder continuar desarrollando su carrera. "Hubo momentos que no tenía dinero para jugar, viajar, siempre tuve bien claro que con el dinero que mi papá ganaba en la farmacia no se podía sustentar una carrera de tenis. Es tanto lo que se necesita que es inviable", manifestó.

"Me considero una afortunada porque en los momentos difíciles siempre he recibido ayuda de entrenadores y amigos, y es por ellos que estoy acá. No falta talento, faltan oportunidad económicas", sentenció.

Te Puede Interesar