automovilismo
Súper TC2000: Facundo Ardusso remontó y llegó primero en el Gálvez
Domingo, 27 de septiembre de 2020

El santafesino Facundo Ardusso (Renault) protagonizó hoy una soberbia remontada para ganar la segunda final de la temporada del Súper TC 2000, en el autódromo "Oscar y Juan Gálvez" de Buenos Aires.

Ardusso, que largó en el octavo puesto, llegó por delante del líder del campeonato, el bonaerense Matías Rossi (Toyota), y Matías Milla (Renault).

El oriundo de Las Parejas se hizo espacio para avanzar en función a grandes maniobras de conducción, en una carrera donde el clima y los accidentes fueron protagonistas.

En la largada, Leonel Pernía (Renault) tomó la punta por delante de su compañero Milla (Renault) y del Honda de Juan Ángel Rosso.

En los primeros metros, Armellini se encontró con el auto de Nicolás Moscardini (Honda) y se tocaron con un resultado negativo para el segundo, que terminó fuera de la pista.

La competencia se neutralizó hasta la tercera vuelta y en el relanzamiento Pernía mantuvo el liderazgo, con sus cuatro perseguidores prácticamente pegados.

Un segundo auto de seguridad ingresó cuando Hernán Palazzo (Toyota) perdió el control de su auto y terminó fuera, pasando justo por delante de Rubens Barrichello (Toyota), situación similar a la que ocurrió en la Carrera Clasificatoria del sábado.

Cuando volvió la velocidad, Rossi logró superar al Honda de Rosso y al Renault de Milla, por la parte interna, para comenzar a recortar las distancias que lo separaban del líder Pernía.

Una nueva neutralización llegó en el décimo giro por los abandonos de Caito Risatti, Matías Muñoz Marchessi (Fiat) y Juan Ángel Rosso.

En un nuevo relanzamiento, Ardusso superó a Milla y fue con todo sobre Rossi para pasarlo en los primeros metros y quedar segundo.

El de Las Parejas sorprendió con su velocidad y logró ponerse a la par del tandilense, en una lucha de equipo que terminó con el auto número 83 como nuevo mandamás.

El despiste de José Manuel Urcera, quien se mantenía dentro de los primeros diez, provocó la cuarta neutralización de la carrera y prometió un final al rojo vivo.

El auto de Leonel Pernía comenzó a despedir humo del costado derecho, y en pocos segundos las llamas se hicieron presentes por debajo del pontón del Fluence que debió entrar a boxes, donde los bomberos lograron sofocar las llamas.

En el final, Ardusso controló el dominio de la competencia, con una diferencia considerable sobre Rossi, para redondear una excelente victoria del santafesino.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario