Fútbol
Ángel Romero sin sanción pero diferenciado
Sábado, 26 de septiembre de 2020

Y al séptimo día, la sanción se terminó. Si bien nunca se especificó cuánto duraría el castigo impuesto por Mariano Soso a Ángel Romero luego de la dura entrada que le provocó la fractura del peroné izquierdo a Andrés Herrera, las especulaciones siempre hablaron de una semana. Justamente lo que pasó.

Este viernes el DT indultó al paraguayo, pero igual no entrenó a la par del grupo. ¿Qué pasó? Al igual que su hermano Óscar, quien arrastra una molestia muscular desde hace algunos días y ya venía trabajando diferenciado, Ángel padece una sobrecarga y por eso laburó aparte. Aunque ya siendo uno más.

La montaña rusa en la que cayó el CASLA desde aquel viernes fatídico donde empezó todo, no se frenó. Pero está claro que aminoró la marcha. El paso de los días sirvió para que se calmaran los ánimos y las revoluciones de todos.

También varios trataron de interceder para que haya paz. El mismo día de la lesión de lateral juvenil, algunos futbolistas como Bruno Pittón y Diego Rodríguez, hablaron con Ángel. Un poco para cuestionarle su acción y otro poco para bajar los decibeles.

A pesar de ser uno de los nuevos, Franco Di Santo, experimentado y con varias temporadas de vestuario en Europa, también jugó sus fichas y mantuvo una charla de cerca de cuarenta minutos con el melli que quedó en la mira.

¿Hubo más? Sí, claro. El entrenador. Soso sabe que tendrá que ser un buen gestionador de crisis si quiere que esto quede solamente en un mal recuerdo. Hoy su objetivo es recuperar la armonía del grupo, algo que es de suma importancia para él y hasta lo ha hecho público en el pasado.

Es por eso que intentó no dejar ningún cabo suelto. El mismo sábado reunió a todo el plantel y mantuvo una charla con los futbolistas para bajar una línea clara y comunicar el castigo de Ángel. Unos días después, el entrenador giró a la cancha durante más de media hora junto a Óscar, en una actitud que suele tener el DT para con sus dirigidos, aunque está claro que esta vez había algunos condimentos especiales.

Por último, el jueves, el receptor de las palabras del técnico fue el propio delantero guaraní. Posiblemente allí le informó que estaba indultado, pero también es lógico pensar que hayan reflexionado sobre lo ocurrido.

Ayer, mientras el plantel se entrenaba en la cancha auxiliar, algunos se entrenaron aparte, pero por lesiones o molestias. Ya no había castigos. Los hermanos Romero trabajaron con un profe para superar las molestias que arrastras; algo parecido hizo Fabricio Coloccini, quien también lleva varios días con una fatiga muscular, junto a Alexander Díaz (la otra semana se suma al grupo), mientras que Uvita Fernández siguió con la rehabilitación.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario