Asociación de Industriales Metalúrgicos
Mariano Güizzo, nuevo titular de Asinmet: "Más del 50% de las empresas sobreviven con ATP"
Viernes, 25 de septiembre de 2020

Mariano Guizzo (36), de la empresa Buccolini, acaba de asumir como nuevo presidente de Asinmet (Asociación de Industriales Metalúrgicos), secundado por su ahora antecesor, Pedro Bizzotto. El flamante nº 1 de la cámara metalmecánica, que nuclea a unas 500 empresas, tiene su diagnóstico y, en diálogo con Sitio Andino, trazó su plan de acción con prioridades sujetas a subsanar los efectos de la pandemia en el nivel de actividad.

Para Güizzo, la coyuntura urge y la falta de actividad mantiene en vilo a muchas firmas, sobre todo pymes, en medio del crecimiento récord del desempleo en Mendoza. "Es compleja la situación. Las pymes tienen que sobrevivir hasta fin de año, y la mayoría lo hace con los ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción, que subsidia parte de los salarios). Si el programa desaparece, también desaparecerán y eso puede significar miles de familias sin sustento".

Güizzo (primero a la derecha) en una exposición de su firma, Buccollini S.A.

La radiografía de las firmas asociadas a Asinmet muestra que más de la mitad está en esa situación, con una capacidad instalada debajo del 40%. "Traccionaba mucho la actividad petrolera, y Portezuelo generó una gran expectativa en cuanto a derrame de trabajo pero puede llevar más de un año que arranque. Para colmo, llevar el día a día es difícil, teniendo en cuenta que muchos proveedores de insumos frenaron presupuestos en el contexto actual", analiza, quien también fue en 2014 distinguido como "Jóven Empresario Argentino del Año" por parte de la CAME.  

"Romper paradigmas" con sindicatos y "dar la discusión" sobre minería

Con todo, para el flamante presidente de Asnimet no debe correrse el foco de las actividades de las que depende la metalmecánica mendocina, sobre todo la agroindustria, petróleo, energía y en menor medida la construcción. Son parte de un entramado que en la provincia le da trabajo a más de 15 mil personas y que, salvo la primera por ser considerada esencial, sintieron el duro golpe de la crisis.

En ese contexto, para avanzar, asume, se necesita una "mirada constructiva", además de nutrir el "vínculo público-privado, con un diálogo permanente tanto con el Gobierno, y para eso no tenemos sólo que pedir sino hacer propuestas. Pero también con muchos sindicatos que rozan a la actividad de la metalmecánica, y con los que hay que romper paradigmas".

"En los últimos años, la caída de la producción de petróleo fue del 24% y para el gas 58%. Con la crisis provocada por el Covid-19 este año se redujo la actividad por parte de YPF y mucha gente se quedó sin empleo, por eso creo que la política hidrocarburífera de Mendoza tiene que dar un salto, lo cual no es fácil porque la Provincia tiene que lidiar con un plan de inversiones nacional que apunta a la producción no convencional, pero hay que trabajar en eso".

Si bien el sostén es la agroindustria y, en menor medida, construcción (rubro que Güizzo conoce ya que antes de desembarcar en Buccolini había puesto en marcha su propia firma, Constructora Mitre),  enfatiza la necesidad de "trabajar para una mayor participación en exportaciones, porque si bien siempre fue pujante, debemos ser más competitivos en medio de una coyuntura difícil".

Por eso, con preocupantes datos de desempleo que colocan a Mendoza con el 15,3% en plena pandemia por encima del país, Güizzo no le rehúye a un tema socialmente urticante como el rol de la minería para la reactivación. A su criterio, pese a la grieta sobre la ley 7722, "con responsabilidad, debemos darnos una discusión seria en cuanto al futuro de la actividad minera".

Inclusión geográfica y de género

Desde el plano institucional, el directivo quiere darle más plafón a su gestión, y por eso adelanta que dentro de su plan de acción está prevista una "mayor amplitud" para la cámara que desde ahora conduce.

"Es una cámara sana en cuanto a la búsqueda de consensos respecto a las prioridades a resolver para las pymes. Y para eso vamos a mirar más al Sur y al Este de la provincia, queremos sumar más voces y miradas con empresas de esas regiones a la hora de tomar decisiones".

Pero no es el único tipo de inclusión que promete el nuevo presidente de Asinmet. Entre sus prioridades declaradas también está una mayor participación de la mujer en el trabajo sectorial, y lo defiende con datos internos: sobre 17 miembros, la nueva Comisión Directiva que encabeza y está conformándose, ya aseguró 2 cargos con ese criterio.

"La idea es promover el oficio para la mujer, no solo en cargos gerenciales, sino también ejecutivos y productivos, por ejemplo, manejando un torno o una soldadora, o una grúa. Implica un cambio de visión, porque en otros lugares del mundo es común pero acá no y hay mucho por hacer", concluye.




Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario