sábado 6 ago 2022
revuelo en tribunales mendocinos

Escándalo en un juicio, pedido de jury para una fiscal y un asalto que puede quedar impune

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Policiales 24 de septiembre de 2020 - 00:00

Un juicio por un asalto a un colectivo terminó en un verdadero escándalo, en el que una fiscal y un abogado defensor discutieron frente al juez y luego generó un pedido de jury hacia la magistrada.

En medio quedó el hecho, que podría quedar impune provocando la liberación del principal sospechoso, quien por ahora sigue detenido bajo el régimen de prisión domiciliaria.

El pasado 16 de setiembre se estaba realizando el debate de la causa P-29.501/20, calificado como un "robo agravado por el uso de arma de fuego" y en el que la fiscal de robos y hurtos, Florencia Díaz Peralta, investiga a Julio Sosa Rivera como autor de un asalto a un colectivo.

En el debate, el abogado defensor Sergio Carreño destacó que la fiscal nunca había citado a declarar a la víctima del robo en el debate.

Esto generó una fuerte discusión entre las partes, en la que tuvo que intervenir el juez del proceso, Mateo Bermejo.

Según contó Carreño, la fiscal admitió su error pero la relación entre ambos quedó sumamente tensa a tal punto que luego tuvieron discusiones cuando el letrado intentaba compulsar otros expedientes liderados por la misma fiscal.

Para Carreño, el error de no citar a la víctima es grave y por eso pidió un jury de enjuiciamiento para la fiscal. En los últimos días el letrado presentó un escrito ante la procuración, donde denunció a Díaz Peralta por una serie de irregularidades a su entender.

Pero además, en el debate en cuestión, Carreño aprovechó lo que para él es un error de la fiscal y solicitó la absolución del imputado. Por el contrario, la fiscal pidió que el acusado sea condenado a 5 años de cárcel.

"Este error de la fiscal de no citar a la víctima del asalto que se investiga, ocasiona perjuicios a la justicia, a la víctima y esta defensa, ya que no pude ejercer la defensa integral de mi pupilo", afirmó el letrado, quien aclaró que el error fue advertido en la audiencia preliminar al debate pero aún así la fiscal prefirió no citar a la víctima.

En medio de la pelea entre las partes quedó el caso, que podría quedar impune y al mismo tiempo, el principal sospechoso saldría beneficiado con la liberación.

El próximo capítulo será el 30 de setiembre, día en el que el juez fijó fecha para dictar sentencia. "Si lo condenan voy a apelar. La Corte de la Nación es clara en que si la víctima no ratifica el hecho o no es escuchada por un juez, no es válido como prueba", anticipó Carreño. 

Te Puede Interesar