Macri recibió el alta y regresó a su casa tras permanecer internado en el Otamendi
Miércoles, 23 de septiembre de 2020

El ex presidente Mauricio Macri fue dado de alta hoy del sanatorio Otamendi, donde pasó una noche tras haber sido sometido a una endoscopía en la que le retiraron un tumor benigno del intestino.

El líder del PRO se retiró de la clínica ubicada en el barrio porteño de Recoleta pasado el mediodía, acompañado por su esposa, Juliana Awada.

Macri estuvo menos de 24 horas en el centro de salud, donde este martes se le practicó una endoscopía en la que le extirparon un pólipo del intestino grueso.

En las horas de internación, el ex mandatario no dejó de lado las críticas a la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional para intentar frenar el avance del coronavirus y pidió no dejarse "llevar por el miedo".

Su buen estado de salud quedó reflejado en las comunicaciones telefónicas que mantuvo con dirigentes de Juntos por el Cambio, como Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo y Elisa Carrió, entre otros.

El ex mandatario durante su breve internación instó desde su cuenta de Twitter a todas las personas que "retomen los tratamientos necesarios".

"Quiero aprovechar el día de hoy para alentar a todos a que vuelvan a hacerse chequeos de prevención y retomen los tratamientos necesarios. Que cada uno cuide su salud, su propia vida y la de sus familias. A pesar de esta cuarentena eterna no nos dejemos llevar por el miedo", indicó Macri.
La endoscopia que se le practicó este martes estuvo a cargo de los médicos Cecilio Cerisoli, Pedro Ferraina, Luis Caro y Augusto Villaverde.

La misma ya estaba prevista desde antes de su viaje a Francia y Suiza, a partir de haberse realizado otros estudios de rutina que habían detectado el pólipo en el intestino.

Un pólipo es una acumulación de células que se forma en el revestimiento del intestino y que se recomienda retirar para estudiar, ya que algunos casos pueden derivar en cáncer.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario