En una batería le encontraron 3 kilos del polvo
Guaymallén: detenidos y un "narcoauto" con cocaína que iba a ser vendido al Sur
Jueves, 17 de septiembre de 2020

Tres hombres quedaron detenidos este miércoles luego de un procedimiento que se realizó en Guaymallén y que terminó con el secuestro de tres kilos de cocaína y dinero en efectivo. La droga estaba oculta en un auto que, a su vez, estaba cargado en un camión para ser transportado a la provincia de Río Negro, adonde había sido vendido. Y la sustancia estaba colocada en una batería que había sido modificada para no ser encontrada pero el perro antidrogas lo halló. 

Todo se inició este miércoles cuando los efectivos de la División de Robos y Hurtos de Investigaciones recibieron información de una fuente anónima que denunció que en las calles Félix Suárez y Manuel A. Sáenz había un Chevrolet Aveo con una importante cantidad de droga en el interior. 

A raíz de dicha denuncia, los efectivos realizaron las averiguaciones y se movilizaron a la zona, donde encontraron un camión VW con un semi donde estaba cargado el vehículo que describieron. A unos 15 metros del rodado había tres hombres que revisaban unos papeles y los policías se identificaron  para pedirle información. 

Allí supieron que el dueño del Aveo era un sujeto de 48 años que estaba adentro de un  Peugeot 207 y confirmó que era de su propiedad pero que iba a ser vendido y trasladado a la localidad de Catriel, en Río Negro. Pero como no arrancaba, lo iban a llevar justamente en ese camión.  

El auto sospechoso estaba chocado en el baúl y capó, por lo que esos compartimientos no se podían abrir. En el habitáculo, el cual revisaron, no encontraron la droga y le preguntaron al camionero, de 22 años, qué sabía de la situación. 

El trabajador explicó que este martes 15 su jefe lo envió de San Rafael al Gran Mendoza para ir a buscar el Aveo y llevarlo a Río Negro. Detalló que lo recogió de un taller mecánico y que lo cargaron entre varios individuos. 

Bajo sospecha y con el nerviosismo de los presentes, se pidió colaboración al personal de Lucha contra el Narcotráfico y con el perro Apolo, de rastreo de drogas, se inspeccionó el vehículo y el can marcó el capó. Tras abrirlo y revisar la batería, la cual estaba reparada en sus bordes y, al abrirla, encontraron un paquete con sustancia blanca. 

Eran tres ladrillos con cocaína que estaban empaquetados juntos y el cual arrojaron un peso de 3,095 kilogramos. A raíz del hallazgo se le dio intervención al Juzgado Federal N°3 y se secuestraron los dos autos, la droga y los tres hombres quedaron en calidad de incomunicados. 

En cuanto al camionero y su vehículo, fueron liberados.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario