domingo 20 nov 2022
Entrevista a José Thomas

La DGE quiere presentar su nuevo proyecto de ley de educación a fines de octubre

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de septiembre de 2020 - 00:00

"La ley de la esperanza". Así define el titular de la Dirección General de Escuelas (DGE), José Thomas, al proyecto de su nueva ley de Educación Provincial. Pero antes de ser enviada a la Legislatura tienen que dar una serie de pasos. La idea del Gobierno es no perder el tiempo y presentarla a fines de octubre. Afirmaron que se trata de temas que ya se vienen debatiendo por lo que "no creo que necesitemos un año entero para pensar en la ley".

La Ley Provincial de Educación N°6.970 está vigente en Mendoza desde el 2002. Desde allí, no se realizaron modificaciones ni actualizaciones. Si bien el PJ tuvo la intención en el 2015, sus esfuerzos fueron en vano y todo quedó en tablas. Ahora, el oficialismo tiene preparado su borrador que someterá a debate para terminar de delinearlo y enviarlo a la Casa de las Leyes cuando octubre esté llegando a su fin.

Revisando un poco la historia, en 1884 se promulgó la Ley N° 1.420 de Educación común, gratuita y obligatoria que estableció la instrucción primaria, obligatoria, gratuita y gradual, lo que suponía la existencia de una escuela pública al alcance de todos los niños y niñas. "Esa ley cambió el destino de la Argentina, estuvo vigente hasta los 80' y tuvo buenos resultados porque alfabetizó a casi toda la población en 50 años y generó sentimiento de nación, cumplió su tarea", comenzó a explicar Thomas en diálogo con SITIO ANDINO.

Y agregó: "Vamos a lo más reciente, la Ley Nacional del 2006. Generó una gran cantidad de derechos a los estudiantes y eso es importante decirlo pero hay que reconocer que no está acortando la brecha socioeducativa, la obligatoriedad de concluir los estudios secundarios, entonces son temáticas que tomaron más relevancia en los últimos años y debemos conseguir cumplir estas metas".

Para Thomas, ahora la sociedad tiene la obligación de pensar una ley en conjunto, "no sólo el sistema educativo, todos pueden aportar mirando al futuro. Las propuestas no sólo deben ser escuchadas y analizadas por especialistas, acá todos los sectores pueden aportar, esa es la idea. En los próximos días vamos a presentar el borrador y distribuirlo entre las bases", dijo.

Una vez que todos los sectores de la sociedad ya puedan acceder al borrador de la DGE, quien lo desee podrá involucrarse. Para esto, el funcionario y su equipo diagramaron el trabajo en dos partes: la primera un pre congreso que comenzaría esté sábado o lunes donde las partes del sector educativo recibirán la información del bosquejo de ley y comenzarán a trabajar en la discusión para sus propuestas.

Luego, pasados 15 días de esa primera etapa, comenzaría el Congreso, donde además, de invitar a participar a especialistas provinciales y nacionales, se extendería a otros ministros del país. "También va a intervenir la Bicameral de Educación. Si finalmente, el borrador sufre muchos cambios para mí es positivo porque significa que es el resultado de análisis y de debate. Somos muy exitistas en la Argentina, queremos la ley perfecta, nosotros tenemos un borrador y vamos a empezar a construir desde esa base convocando a un congreso pedagógico para darle voz a todas las partes", indicó el titular de la DGE.

"En estos próximos días vamos a tener listos los documentos de debate y construcción y esperamos que se discutan en las bases, es decir, docentes, gremios, grupos de supervisores, las universidades, agrupaciones políticas, todos los que quieran dar su visión. Habrá un marco de discusión y todo un programa de exposición, debe estar organizado. Todo lo que es inclusión se viene debatiendo, no creo que necesitemos un año entero para pensar en la ley que, recordemos, es una ley marco y la idea es que esté lista a fines de octubre, me encantaría", sumó.

Sobre el tratamiento en la Legislatura, Thomas expresó que la única forma de boicotear una ley como la que proponen y someten a debate sería por "mezquindades políticas" porque "no creo que la sociedad mendocina no esté en condiciones de generar un proyecto de ley en un mes".

"Esta es una ley de esperanza, los partidos políticos tenemos la obligación de que salga y ojalá dentro de un tiempo, podamos decir que fue buena. Quien no querría hoy sancionar una normativa que nos de esperanza en el medio de una pandemia y con una crisis económica brutal. Estamos hablando del futuro y éste depende de la educación más aun en el siglo del conocimiento donde Mendoza también quiere despegar en ese sentido. Por eso digo que esta es una ley de esperanza", cerró.

Te Puede Interesar