¿Adónde iba la carne y qué estudios hacen?
Cómo fue el decomiso de 300 kilos de carne de guanaco en Las Heras
Martes, 15 de septiembre de 2020
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

El personal de Fauna de la Secretaría de Ambiente de Recursos Naturales recibió un dato preciso que le permitió a los efectivos de Policía Rural detener a cuatro cazadores y secuestrar casi 300 kilos de carne de guanaco. Cómo ocurrió el procedimiento, cómo actúan estas personas y qué hacen con la carne decomisada. Los detalles. 

El procedimiento se inició con una información que recibió Recursos Naturales y que fue derivada a la Policía Rural. Inmediatamente se dispusieron varios móviles hacia la ruta 13 donde, en teoría, había un grupo de personas que estaban cazando animales camino a Uspallata. 

El "dato" era concreto y rápidamente los efectivos se dirigieron al lugar marcado para montar el operativo y así capturar a los sospechosos. Una vez que llegaron a la zona, pasando el Puesto Patarillo, confirmaron dicha información y rápidamente detuvieron la marcha de una camioneta Toyota Hilux.   

Tras identificarlos, confirmaron que llevaban varias bolsas con carne en su interior. La misma estaba en pésimas condiciones de mantenimiento y quedó secuestrada. Al revisar la zona y el vehículo, también encontraron partes de guanacos (patas, cabezas y piel) tirados en el terreno y siete cuchillos de diferentes medidas entre los asientos, respectivamente. 

Los animales muertos eran tres y también hallaron un cargador con cuatro proyectiles calibre 22 pero no un arma. Según los indicios y conocimiento de los uniformados, se cree que las armas utilizadas, seguramente rifles, quedaron ocultos en el propio campo o en algún puesto, por lo que iban a ampliar la investigación. 

Tras el procedimiento, confirmaron que eran cerca de 300 los kilos que carne que decomisaron. Y la intención de los cazadores era colocar esa "mercadería" en diferentes carnicerías. "Las condiciones de higiene eran pésimas pero de todas maneras la tratan de vender en carnicerías y para abastecer en lugares a un costo más barato de lo habitual". 

Cómo hacen para cazarlos

Además de la carne, los policías secuestraron una moto de 150 cilindradas, la cual es importante durante el proceso que realizan. 

Esto porque la utilizan para correr a los animales y, una vez que los tienen próximos, se bajan y los matan con los fusiles. Posteriormente, con "una habilidad sorprendente", en solamente dos minutos los descuartizan con los cuchillos para obtener lo que van a utilizar y comercializar. Allí es donde dejan tirados el cuero, las patas y la cabeza. 

Ya con esas partes y, con el apoyo de la camioneta, las cargan y luego las ofrecen en el mercado. "Tienen los contactos y les llevan la carne. Pueden usarla para hacer chorizos, por ejemplo, pero es pésima, no porque sea mala la carne sino por la falta de higiene", detallaron.  

Los detenidos fueron cuatro hombres y el hijo de uno de ellos. Son cazadores y son oriundos de los barrios San Martín y Aeroparque, entre el límite de Ciudad y Las Heras. 

Cómo se sabe si la carne es de guanaco

Una vez que la carne queda secuestrada se realizan dos procesos: uno es el análisis de la misma y el otro es la desnaturalización. 

El primer estudio que se hace es saber si la carne es de guanaco. Esto es importante porque, en caso de confirmarse, la imputación a los autores se agrava. Si bien encontraron indicios irrefutables de que eran de esas especies (hallaron los restos), se envían tres muestras a un laboratorio especializado en Buenos Aires. 

Ahí, luego de varios estudios de contextura y tipo, pueden confirmar a qué animal pertenece: si es de vaca, caballo o, en este caso, guanaco. Si los informes, que se demoran un par de semanas en llegar nuevamente a la provincia, arrojan que pertenecen a este último, la acusación sobre los detenidos se agrava. 

Es que podrán ser imputados por la Ley 6599 que protege a dicho animal y lo declara Monumento Natural Provincial al Guanaco, además de las otras acusaciones que recaerán sobre ellos por realizar dicha actividad ilegal y violar el artículo 205. 

El otro paso, el final, es la desnaturalización de la carne. A la misma se le arroja gasoil u otro químico para que quede inutilizada. 

De allí hay dos variantes: o se quema o se entierra para que no sea consumida por nadie ya que, de hacerlo, podría ocasionarle daños en la salud.   

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario