Dijo no tener relación con el crimen de Rodrigo Oliva
Se entregó otro de los acusados de asesinar a un hombre en Guaymallén
Martes, 15 de septiembre de 2020

Este martes por la madrugada se entregó otro de los sindicados como autor del homicidio de Rodrigo Fernando Oliva, el hombre de 31 años que fue asesinado este lunes en Guaymallén. El sospechoso dijo no tener relación con el hecho y quedó a disposición de la Justicia. Ya estaban detenidos su padre y otro hermano. 

Se trata de Gabriel Armando Puebla, de 36 años, quien se presentó cerca de las 3 ante las autoridades policiales de la subcomisaría Puente de Hierro. El sospechoso dijo que se entregó porque sus familiares le dijeron que lo estaban buscando por el crimen ocurrido este lunes al mediodía en el barrio Nebot de Colonia Segovia. 

El sospechoso quedó alojado en la misma dependencia policial y en horas de la mañana iba a ser trasladado a la Comisaría Novena por orden de la fiscal Claudia Ríos, de Homicidios. 

Rodrigo Oliva tenía 31 años y recibió un tiro en el pecho. 

Por este hecho ya estaban detenidos Roberto Puebla (64) y su hijo José Armando (23), quienes son el padre y hermano, respectivamente. 

Oliva, con abundantes antecedentes policiales, fue atacado a las 12.25 mientras se encontraba en su casa de la manzana A del barrio Nebot.  Al menos dos individuos lo abordaron en la puerta de su casa y le dispararon.

La víctima recibió un tiro en el tórax y fue otro vecino suyo quien lo subió a su auto para trasladarlo al micro hospital de Puente de Hierro. Sin embargo, a los pocos minutos de llegar al centro asistencial, falleció.

Tras el crimen, personal de la División Homicidios y de la Unidad Investigativa de Guaymallén realizaron un par de allanamientos y detuvieron a los Puebla. Los efectivos incautaron una campera, una remera y un celular, entre otros objetos importantes para la causa. En tanto que también apresaron a una tercera persona, pero por otros delitos -no será investigado por el crimen-.

Según se pudo establecer, la víctima y los autores tenían problemas desde hace tiempo y todo terminó de la peor manera cuando ambas partes discutieron porque Oliva tenía la música fuerte. Tras ese cruce de insultos, le dispararon y le pegaron en el pecho.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario