Hallan posibles indicios de vida en Venus
Martes, 15 de septiembre de 2020

Trazas de fosfina encontradas en el planeta en mayor cuantía de lo esperado, podrían haber sido liberadas por organismos aéreos microbianos.

Una atmósfera poco amistosa. El hallazgo sorprende a los científicos porque las nubes de Venus están cargadas en un 90% de su contenido por ácido sulfúrico.

 

La clave se extrae de las fosfinas. La fosfina se ha detectado en las nubes altas de su atmósfera, donde las temperaturas rondan los 30 grados. El estudio no encuentran otra explicación a la presencia de este gas que no sea la presencia de vida en Venus.

Un invernadero brillante. El planeta vecino está cubierto de nubes formadas en gran medida por ácido sulfúrico con muy poca cantidad de agua. Al ser una capa tan gruesa provoca que los rayos llegados del Sol a la superficie queden atrapados por lo que los gases de la atmósfera no son capaces de migrar hacia el espacio, creándose efecto invernadero.

Las referencias estaban en la Tierra. Los responsables del estudio recuerdan que la fosfina en la Tierra solo se encuentra por dos vías: una, la liberación por microbios en una situación de carencia de oxígeno, como los sedimentos de lagos o los intestinos de los animales. La segunda vía para su aparición sería la acción del hombre a través de la industria.

Una superficie ligada a la actividad volcánica. Los sistemas volcánicos que posee Venus forman una especie de canales sinuosos que se extienden a lo largo de cientos de kilómetros y que llegan a alcanzar los 4,000 kilómetros de longitud.

Un planeta al rojo vivo. El planeta Venus, llamado así en honor a la diosa romana, es el segundo planeta del sistema solar en orden de distancia desde el Sol, además de ser el sexto en cuanto a tamaño, con un diámetro de 12,104 km.

Ondas de gravedad. Combo de imágentes facilitadas por Planet-C de la onda de gravedad detectada en la atmósfera del planeta Venus (abajo, en color blanco).

Un viejo conocido. Venus puede verse desde la Tierra debido a ser tan brillante, tiene una estructura similar a la del nuestro, con una masa de 4.87 · 1024 kg; sin embargo no tiene océanos y su atmósfera es muy pesada, compuesta principalmente por dióxido de carbono.

Estructuras circulares. Columnas de roca sobrecalentada cerca del núcleo de Venus pueden levantarse intermitentemente, romper la superficie y crear características geológicas en forma de corona.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario