Entre protestas y un posible cierre total, Israel supera los 150.000 contagios de coronavirus
Sábado, 12 de septiembre de 2020

En medio de protestas y una imparable segunda oleada de coronavirus, Israel superó hoy la barrera de los 150.000 casos acumulados y se encamina a un posible cierre total, sobre el que votará mañana el Gabinete de Ministros y que se extendería durante las festividades judías de las próximas semanas.

En las últimas 24 horas, el Gobierno detectó 3.962 nuevos contagios de la Covid-19, por lo que la cifra total desde el inicio de la pandemia asciende 152.525, y sobrepasó las 1.100 muertes.

Tras registrar durante la última semana uno de los índices de morbilidad más altos del mundo, que dejó al sistema sanitario está próximo a un colapso, el Gabinete de Ministros aprobó el jueves y de manera inicial un cierre total de dos semanas.

Sin embargo, el día clave será mañana, cuando los ministros se reúnan para decidir si la medida, que también contempla también cierre de escuelas y comercios no esenciales y habilita al habitante un límite de movimiento de hasta 500 metros del domicilio, finalmente será aplicada o no.

En este contexto, y como todos los sábados, centenares de manifestantes se reunieron en distintos puntos de Israel para mostrar su disconformidad con la gestión que el Gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, hace de la pandemia del coronavirus y el posible cierre de comercios.

Por 12do. sábado consecutivo, la protesta de las "banderas negras" ocupó más de 300 puentes e intersecciones de todo el país, mientras que cerca de 10.000 personas se concentraron frente a la residencia de Netanyahu en la capital nacional, Jerusalém.

Entre la multitud, estuvo presente la reconocida actriz Esti Zakheim, presidenta de la Asociación de Actores de Israel (Shaham), quien manifestó: "Esto es una sentencia de muerte. Hasta que tengamos trabajo, otro cierre. La lucha será por una compensación. No nos dejes morir junto con el cierre. No nos recuperaremos de eso".

Además, medio millar se convocó cerca de la casa del primer ministro, en Cesarea, y los organizadores advirtieron sobre la posibilidad de otra manifestación mañana, antes de que el primer ministro viaje a los Estados Unidos.

Allí, la actriz Orna Banai, llamó a Netanyahu un "dictador en ciernes" y a los ciudadanos de Israel "rehenes de su régimen promiscuo".

"Aunque se encontrara una cura para el coronavirus, no funcionará si se sigue propagando una enfermedad más grave que es la de la corrupción y la dictadura", agregó.

Algunos manifestante criticaron la salida de Netanyahu a Estados Unidos con el objetivo de firmar los acuerdos de cooperación económica con Bahréin y Emiratos Árabes Unidos.

"Un verdadero líder seguiría preservando y fortaleciendo a su pueblo, pero Netanyahu estaba buscando un avión privado para él, su esposa y el hijo incitador. Su desconexión y conducta fallida es insoportable. Hay ciudadanos increíbles en Israel que merecen un liderazgo que los cuide y no vuelos de lujo y beneficios fiscales", manifestaron representantes del movimiento antigubernamental, Bandera Negra, citado por el medio Ynet.

En Tel Aviv, la manifestación contó con la presencia del líder de la oposición, Yair Lapid, representante del partido Yesh Atid,

Mientras tanto, la policía con equipo antidisturbios irrumpió en una manifestación el viernes, desalojando a cientos de manifestantes en camión.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario