"Psicosis" cumplió 60 años: curiosidades del clásico de Hitchcock
Domingo, 13 de septiembre de 2020

 Un 8 de septiembre, pero de hace seis décadas, llegó a los cines estadounidenses una película de culto dirigida por Alfred Hitchcock que revolucionó la industria del cine: 'Psicosis' (1960). Así que para celebrar su 60 aniversario, hemos seleccionado una buena ración de datos curiosos.

Janet Leigh no volvió a ducharse. La actriz que interpretó a Marion Crane acabó traumatizada tras rodar la icónica escena de la ducha y, desde entonces, siempre se bañaba. "Y cuando estoy en un lugar donde solo me puedo duchar, me aseguro de que las puertas y ventanas de la casa estén cerradas. También dejo la puerta del baño y la cortina abiertas. Siempre estoy mirando hacia la puerta, observando, sin importar dónde esté la ducha", confesó.

Está basada en una historia real. 'Psicosis' es una adaptación del libro de Robert Bloch con el mismo título, que se basa en la historia real de un asesino en serie llamado Ed Gein. Hitchcock adquirió los derechos de la novela de forma anónima por 9,000 dólares y después compró todos los ejemplares que encontró para intentar mantener el final en secreto.

Hitchcock no utilizó sangre. El legendario director prefirió utilizar sirope de chocolate de la marca Bosco porque quedaba mejor en cámara que la propia sangre.

Janet Leigh tuvo una doble de cuerpo. Los partes del cuerpo que aparecen entre puñalada y puñalada no pertenecen a Janet Leigh, sino a su doble: Marli Renfro.

Hitchcock hizo un cameo. Los cameos del director en sus películas levantaban mucha expectación, así que Hitchcock decidió aparecer al principio de 'Psicosis' para que después toda la atención del espectador se centrara en sus personajes. Le puedes ver luciendo un sombrero de cowboy fuera de la oficina donde trabaja Marion (Janet Leigh).

Hitchcock utilizó la ropa interior de su protagonista para mandar un mensaje. El personaje de Janet Leigh aparece con un sujetador blanco antes de cometer el robo, que simbolizaba la inocencia de Marion. Pero después su ropa interior pasó a ser negra porque había hecho algo malo.

La escena de la ducha no iba a tener música. Hitchcock imaginó la secuencia de la ducha en silencio, pero el compositor Bernard Herrmann decidió añadirle música igualmente. El director, al verla con sonido, decidió cambiar de opinión.

No ganó ningún Oscar. 'Psicosis' optó a cuatro Oscars, destacando las nominaciones a Mejor Director y Mejor Actriz, pero no ganó ninguna. Janet Leigh, al menos, sí recibió el Globo de Oro por su interpretación.

Hitchcock no utilizó sangre. El legendario director prefirió utilizar sirope de chocolate de la marca Bosco porque quedaba mejor en cámara que la propia sangre.

Janet Leigh tuvo una doble de cuerpo. Los partes del cuerpo que aparecen entre puñalada y puñalada no pertenecen a Janet Leigh, sino a su doble: Marli Renfro.

La escena de la ducha necesitó 78 tomas. Alfred Hitchcock necesitó 78 tomas y 52 cortes para crear la versión definitiva de una escena que dura alrededor de tres minutos.

Hitchcock le gastó una broma a Leigh. El cineasta metió el famoso cadáver de la señora Bates en la habitación de Janet Leigh, lo que seguramente acabó siendo un susto que la actriz no olvidaría jamás. Curiosamente, no volvieron a trabajar juntos.

Hitchcock ganó más de 15 millones. El director deseaba tanto hacer esta película que cambió su caché habitual (250.000 dólares) por el 60 % de los ingresos de la taquilla. Paramount Pictures, creyendo que sería un fracaso, aceptó y su error de cálculo convirtió a Hitchcock en un hombre muy rico.

Tuvo dos secuelas. Anthony Perkins volvió a interpretar a Norman Bates en las dos entregas posteriores, 'Psicosis II: El regreso de Norman' (1983) y 'Psicosis III' (1986), pero ambas fueron un fracaso de taquilla.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario