fútbol
No cesa el covid 19: el relato de las seis ligas de Mendoza que no vuelven hasta 2021
Miércoles, 9 de septiembre de 2020
Por: Martín Sebastián Colucci

El Consejo Federal al igual que la AFA se encuentran en una dura batalla contra las consecuencias que está dejando a su paso el coronavirus. En estos tiempos tan complicados, desde esos organismos rectores del fútbol argentino permitieron los entrenamientos de los clubes, pero en las últimas horas la cantidad de contagios en nuestra provincia dieron marcha atrás con todo.

En este sentido, Sitio Andino habló con los presidentes de cada una de las ligas locales que le bajaron la persiana a este 2020. Tanto en el Sur provincial, en la zona Este como así también en el Valle de Uco tomaron la decisión de dar por terminados los campeonatos y esperar por una próxima temporada mucho más promisoria, sobre todo, en los temas del cuidado de la salud.

José Álvarez representa a la de Rivadavia. El mandamás aseguró que la cuestión está muy complicada y que las instituciones de su jurisdicción coincidieron en el cierre: "Nosotros hemos venido evaluando las decisiones del Consejo. Teníamos todo planificado para este año, pero la pandemia cambió los planes. Nos juntamos los 28 clubes, decidimos esperar para volver a entrenar y anoche tomamos la determinación de dar por concluido el certamen hasta 2021. También evaluamos la situación de las zonas rurales que tenemos donde hay contagios y preferimos cuidarnos entre todos. Desde lo económico la cosa es muy difícil, porque tenemos gastos y cada uno tiene que pagar lo que corresponde igual", comentó.

Su similar de General Alvear, Hugo Lugea, coincidió en la idea del parate, pero a la vez acusó el golpe de los números en rojo que causó el virus: "Dimos por finalizado el 2020, es decir que nos vamos a tener ningún torneo. Hablamos con todos los máximos dirigentes y quedamos en no hacer nada, además los hisopados son caros, pregonamos el cuidado de la salud y también para el Regional Amateurs y el Federal van a ser los mismos equipos que ya estaban y encima recién en marzo, en esto no tiene sentido hacer ningún gasto de más. El mantenimiento de nuestra liga tiene un gasto mensual de 45 mil pesos y las instituciones deben responder a las obligaciones como siempre", manifestó.

Mientras tanto, desde Tunuyán tomó la palabra el primer representante liguero, Alberto Estrella, quien se pronunció al respecto: "Tuvimos una reunión con los 16 consejeros y llegamos a un común acuerdo de no jugar hasta 2021, ya que no se pueden pagar los árbitros y tampoco hay un ingreso del público, para nosotros es realmente imposible. La suspensión se hace por una cuestión económica y de salud por el tema de que los contagios se están propagando tanto. La Liga tiene un problema delicadísimo, porque los insumos que hay que abonar y hasta el gerente depende de los ingresos y hasta el momento los clubes van pagando como pueden", remarcó.

En cuanto a lo que acontece en Tupungato, Mario Villalobos, el presidente liguero, contó la postura tomada en sus campeonatos: "La suspensión deviene del avance del coronavirus. Los clubes no querían hacerlo, pero al jugarse a puertas cerradas había un gasto importante que ellos en sus administraciones no estaban en condiciones de pagarlo. Acá no se está entrenando ni haciendo absolutamente nada, porque seguimos de cerca los lineamientos del Consejo Federal y del Gobierno de Mendoza. Estamos todos mal económicamente, pero muchos llevan un largo período sin cobrar las cuotas de socios y nosotros estamos usando los últimos recursos que tenemos para afrontar la luz, el gas y el teléfono", soltó.

San Rafael tampoco retornará y Alberto Pérez, el máximo dirigente de ese departamento sureño, explicó los motivos: "Tenemos la seriedad y la responsabilidad de entender que no se puede jugar al fútbol con la pandemia que hay. Cité a todos los presidentes y ninguno quiso arriesgar la salud de algún jugador ni del cuerpo técnico. La idea es que podamos arrancar en febrero próximo y si hay Federal o Regional se anotaron ya tres instituciones. En cuanto a lo económico estamos sin reservas. Organizamos una rifa para juntar algunos recursos", afirmó.

Enrique González es el encargado de comandar los hilos de los certámenes sancarlinos y sobre el coronavirus y el parate manifestó: "Estábamos esperando a que esto afloje pero se agudizó más. Después evalué los gastos de los hisopados y realmente no vale la pena. Lo que se tuvo en cuenta es que hay que cuidar la salud de los jugadores, de los dirigentes y del público, que justamente no podrá estar y es otro problema en lo económico para los clubes. Nosotros armamos un sorteo con cada una de las instituciones para poder generar algo de dinero para poder subsistir. Vamos a volver la temporada que viene si es que no hay alguna buena noticia antes que no exponga a nadie", cerró.

Por último, la Liga Mendocina de Fútbol aún mantiene expectante a las instituciones que la conforman, porque todavía no confirmó si es que no saltarán a la cancha sus miembros. Habrá que esperar a ver qué es lo que se determina en la calle Garibaldi 73. Uno de los problemas principales para todos, incluso la citada entidad, es lo que valen los famosos hisopados (entre 5 y 7 mil pesos cada uno).


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario