"Estamos invitados a tomar el té", feliz día al niño que hay en tí
Domingo, 16 de agosto de 2020Por Myriam Ruiz
Por: Myriam Ruiz - En Twitter: @myriruizbarrio

¿Jugamos a ser niños de nuevo? Advertencia positiva... esta puede ser una experiencia que remueva tus entrañas y te ayude a sanar.

Tengas la edad que tengas, hay en tu interior un pequeño que necesita amor y aceptación. Si eres mujer, por muy independiente que seas, tienes en tu interior a una niña vulnerable que necesita ayuda; si eres hombre, por muy maduro que seas, llevas de todas formas un niño dentro que tiene hambre de calor y afecto.

Cada edad que has vivido está dentro tuyo... dentro de tu conciencia y de tu memoria.

Louise Hay explica en uno de sus libros que así como llevamos al niño que fuimos dentro, también llevamos a nuestros padres. Y así como llevamos su amor (si lo recibimos en la niñez) también llevamos sus críticas y sermones.

Cada vez que digas que estás asustado, comprende que es tu niño interior el que está asustado. Los miedos, cuando somos pequeños, son miedos enormes. Pues son los mismos miedos que -con otros nombres como fobia, ataques de pánico, angustia, inmovilidad- nos acompañan desde nuestra infancia. Buscarlos y reconocerlos hará que esa parte que no puedes manejar siga su camino...

¿Y si salimos a caminar con ese niño que llevamos dentro? ¿Y si miramos fotos de cuando éramos pequeños e intentamos recordar cómo se sentía... cuánto de alegría y de pesar viene a nuestra memoria?... Las alegrías, los momentos felices y compartidos en familia, con hermanos y amigos también viajan contigo en la mochila de la vida.

¿No es inspirador pensar que puedes cambiar la vida de tus hijos o de tus nietos prestándoles la atención que requieren? Simplemente juega con ellos, escúchalos. Acepta esa tacita de té en la casita de muñecas; siéntate en la tierra y haz pistas para los autitos con tus niños; léeles cuentos; abriga sus miedos; pon alas a sus sueños.

Y mientras lo hagas, tu niño o niña interior estará jugando también... y su risa derribará viejos muros, despeinará el alma y te dará la calma que tanto has extrañado.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión