Hugo Moyano acordó una suba salarial de 30% para los camioneros
Martes, 4 de agosto de 2020

Con la mayoría de las paritarias estancadas por la realidad económica que traza el avance del coronavirus, el sindicato de los camioneros, que lidera Hugo Moyano, acordó hoy con dos de las tres cámaras empresarias del sector un aumento salarial de 30 por ciento anual.

La suba se pagará en cuatro cuotas, entre agosto y marzo de 2021, y no serán acumulables, por lo que el alza del salario básico sería menor, según precisaron fuentes empresarias. El pago escalonado sería así: un 8 % en agosto; 7% en octubre; 8% en febrero, y el 7% restante en abril. En febrero se prevé una revisión de la paritaria y a fin de este año se discutirá, además, un bono extraordinario.

Así, el salario básico de un camionero alcanza ahora los $45.000, aunque con los ítems adicionales, la remuneración, en el caso de los choferes de larga distancia, por ejemplo, supera "holgadamente" los $100.000, según fuentes empresarias y sindicales. Camioneros tiene ramificadas sus actividades por los que los salarios no son uniformes.

La semana pasada la negociación se había empantanado tras un pedido de Pablo Moyano, número dos del sindicato, que abandonó su exigencia de un bono de compensación por un reclamo de un 25% de aumento por semestre. El pedido fue rechazado por las cámaras empresarias, que plantearon una paritaria anual con una revisión en marzo después de haber experimentado en 2019 un acuerdo por semestre, que les resultó perjudicial, según informaron fuentes del sector.

A los empresarios les llamó la atención el reclamo de un 25% de aumento por seis meses. Lo argumentaron con una paritaria que podría servir como testigo de la pospandemia. Se trata de la de los bancarios, que acordaron la semana pasada una suba de 26% anual. El sector bancario, a diferencia de otras actividades, mantuvo sus ganancias en tiempos de pandemia. 

El gremio de los camioneros, que cuenta con casi 200.000 afiliados en todo el país, cerró el acuerdo salarial de hoy con la Federación Argentina de Entidades del Transporte y Logística (Faetyl) y la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas. No suscribió aún el apretón de manos la Fadeeac, la otra federación con la que negocian condiciones laborales los Moyano y que está dividida producto de una crisis interna.

Con el argumento de que los camioneros son trabajadores esenciales y que abastecen al país confinado, los Moyano negociaron una paritaria que podría servir de referencia para la pospandemia. En el gremio, dijeron, que el trato no los dejará en desventaja con respecto a la inflación. Reconocieron que el primer atajo fue aplazar un aumento con un bono de compensación y el segundo fue plantear una negociación más a largo plazo, que fue lo que se firmó hoy.

Con la paritaria, los Moyano se diferenciaron de la CGT. Los referentes camioneros fueron los primeros en cuestionar el pacto que la central obrera selló con la Unión Industrial Argentina para habilitar recortes salariales de hasta un 25% en actividades paralizadas por la pandemia.

"Al ser una tarea esencial, los trabajadores camioneros estamos garantizando el abastecimiento en todos los rincones del país. Por eso, más allá de la crisis económica, los empresarios tienen que hacer un esfuerzo, reconocer la tarea esencial, y nos pondremos a discutir en los próximos días un pago a cuenta, un porcentaje o un bono para que los compañeros tengan ese reconocimiento", dijo Pablo Moyano, la semana pasada, en una entrevista concedida a Infocamioneros, sitio web del sindicato. Fue una manera de allanar el acuerdo que se concretó hoy.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario