Más nieve
Las nevadas en Mendoza traen esperanzas: se acercan a un año normal en cantidad de precipitaciones
Sábado, 1 de agosto de 2020
Por: Mariano Fiochetta - @mfiochetta

Las nevadas producidas durante los últimos meses en Mendoza generaron esperanzas en la provincia, ya que se podría volver a tener niveles de un año normal luego de una década de sequía.

Hasta el momento han caído, en promedio, tres veces más de precipitaciones níveas que el año pasado, y esa cifra se multiplica a siete si se toma solamente ríos como el Tunuyán. "A esta altura la comparación con el 2019 no sirve, ya que fue el peor año", expresaron desde el Gobierno.

Equivalente Agua de Nieve (EAN) en la estación Nivométrica de Horcones - Río Mendoza. Fuente: Departamento General de Irrigación

En el Departamento General de Irrigación son cautelosos a pesar de las buenas noticias. "Hay que tener en cuenta que un año normal en nevadas, viniendo de tantos años de sequía, no da un año normal en caudales o volumen de agua en ríos", avisó a SITIO ANDINO el director de Gestión Hídrica del organismo, Rubén Villodas.

En ese sentido, expresó que "gran parte del agua que se derrite, se destina a recargar acuíferos, napas freáticas y se lleva un porcentaje importante que no va a escurrir superficialmente".

Equivalente Agua de Nieve (EAN) en la estación Nivométrica de Valle Hermoso - Río Grande. Fuente: Departamento General de Irrigación.

"El agua no se pierde", aclaró. "Que se recarguen los acuíferos es muy importante, sobre todo en zonas donde el uso de agua subterránea es muy importante. Los embalses probablemente en el sur no tengan un año normal, pero se van a recuperar muy bien", sostuvo el funcionario.

Situación de los embalses en Mendoza al 27 de julio de 2020. Fuente: Departamento General de Irrigación.

La situación es, en palabras de Villodas, "interesante". Es que, a la fecha, en el río Tunuyán ya se está un 20% por arriba del promedio, mientras que en el sur provincial esa cifra aumenta hasta casi el 30%. En el Mendoza, en tanto, las nevadas están apenas por debajo de los números normales.

"Quedan 35 días hasta el final de la temporada, y es en este tiempo normalmente se producen las nevadas más grandes. Evidentemente, la gran ventaja es que estamos con nieve en todos lados. Si nieva, se precipita sobre nieve, se mantiene y la reserva aumenta. El año pasado, capaz que la nieve caía sobre la tierra y a los dos días no quedaba nada", graficó el integrante del área que comanda Sergio Marinelli.

Asimismo, detalló que las circunstancias son mucho más favorables en el sur de la provincia. "Allí, con seguridad se va a llegar a un año normal. Estamos a un 80%. En el Tunuyán al 70%, mientras que en el río Mendoza debería caer un 50% de nieve", señaló.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario