Columna del domingo
¿MendoExit? ¡CoircoExit!
Domingo, 12 de julio de 2020Escribe: Luis Abrego.

En una semana corta por efecto del feriado puente del 9 de julio, la política local se dedicó al cruce de números sobre los fondos que recibe Mendoza de parte del Gobierno nacional. Como coletazo de las acusaciones de discriminación que había lanzado el diputado Alfredo Cornejo y que luego suscribieron a través de un video todos sus colegas del Frente Cambia Mendoza (Omar De Marchi incluido), el PJ contraatacó negando esa situación.

Los números del peronismo suman todo tipo de ayuda, reparto, subsidio nacional de cualquier índole en lo que para el oficialismo es "una mezcolanza" en pos agrandar la cifra para mostrar una realidad que la opinión pública comenzó a leer como un claro perjuicio cuando desde la Nación se orquestó la estocada que apunta a paralizar Portezuelo del Viento. Dichos cálculos cierran mucho menos si efectivamente la cuenta se hace en relación con la cantidad de habitantes. Completado este cruce, queda claramente expuesto el escaso favoritismo que Mendoza tiene para la Casa Rosada.

Injusticia en el trato o no, desde el oficialismo provincial aseguran que mientras Mendoza recibe 2.148 pesos por habitante (p/h), otros distritos obtienen hasta cinco veces más (La Rioja, 11.518 p/h); Santa Cruz 8.298 p/h; La Pampa 7.281 p/h y Buenos Aires 5.331 p/h). Diferencias difícilmente explicables a la vista y que sustentan aquí las teorías separatistas del MendoExit.

La polémica incluyó el retorno a la arena política del ex ministro de Hacienda, Martín Kerchner, quien ahora desde el directorio de YPF sumó más elementos al debate en pos de sostener la tesis de la discriminación. Con un gráfico publicado en su cuenta de Twitter, elaborado a través de datos del Ministerio de Economía de la Nación, deja a Mendoza con 2.148 p/h en el extremo inferior seguida muy de cerca por San Luis (2.193 p/h) para empezar de allí a crecer la distribución (Santa Fe, 2.317 p/h; Chubut 2.636 p/h; Córdoba 2.772 p/h) hasta el otro extremo de las provincias más beneficiadas nombradas en el párrafo anterior.

Activar Mendoza

Lejos de esas disputas, el gobernador Rodolfo Suárez aprovechó los tres días hábiles para dejar dos mensajes más contundentes: 1) el anuncio de un plan de reactivación económica a fin de intentar superar los efectos de la pandemia, tal vez para suplir la ayuda nacional que no llega y 2) un enigma -casi al pasar- en relación a la pelea con La Pampa por el avance con Portezuelo del Viento luego de que la semana pasada finalmente se concretara la primera parte de la apertura de sobres de la licitación.

Mendoza Activa, tal el nombre del plan, prevé el acompañamiento para las pymes (pero también para monotributistas y responsables inscriptos) con un aporte estatal del 40% de las inversiones, al que además se pueden sumar los municipios. Esencialmente busca atenuar la caída de empleo que según estimaciones interanuales del ministerio de Trabajo de la Nación, implica la pérdida de 21 mil empleos desde 2019 a esta parte en la provincia.

El plan busca el sostenimiento de las pequeñas y medianas empresas, protegiendo el empleo privado y asegurando inversión pública para dinamizar la economía, por ejemplo a través de la construcción de los particulares. Se cristalizará a través del envío a la Legislatura de tres proyectos de ley para fomentar el empleo (Ley de Empleabilidad), un Banco de Vinos para la industria vitivinícola y otro de aspectos legales con planes ganaderos, vitícola y frutícola, riego, compra de maquinarias, préstamos del Fondo para la Transformación, etcétera.

Puntualmente, el Banco de Vinos apunta a la estabilización del stock, para evitar las crisis recurrentes del sector y fue uno de los anuncios del gobernador en su discurso de apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura el 1 de mayo.

Básicamente, el plan general se trata de una estrategia de circulación y reinversión en el circuito productivo local que apunta a que además tenga, hasta fin de año, incidencia en el comercio, el turismo, la gastronomía y otros sectores de la economía también castigados en estos meses. En principio, el peronismo ha anunciado que acompañará esta iniciativa.

Sin embargo, fue en esa misma oportunidad de la presentación de Mendoza Activa cuando ante los periodistas Suárez deslizó, casi al pasar, que si las trabas a Portezuelo continúan en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) una de las opciones "en estudio" es que Mendoza abandone ese acuerdo.

El Coirco tuvo inicio en 1956, aunque se plasmó recién en 1969 y el acuerdo interprovincial es recién del 26 de octubre de 1976 y lo suscribió por Mendoza el brigadier Jorge Sixto Fernández, gobernador de facto. Sus estatutos fueron aprobados un año después, también bajo el pleno imperio de la dictadura militar.

Según evalúan distintos constitucionalistas mendocinos la salida del Coirco es factible con una ley de la Legislatura que avale esa decisión. Argumentan que así lo señala el artículo 99 inciso 1, y el 128 de la Constitución de Mendoza. Desde el Gobierno reiteran que el asunto está aún bajo análisis pero creen, sin embargo, que se debería asegurar la continuidad de la Provincia en el Plan de aprovechamiento integral del río Colorado, ya se trata de otra ley distinta a la de creación del Coirco.

Esta semana se terminará de definir en Casa de Gobierno la estrategia de Mendoza en este sentido, así como la evaluación política de una decisión de estas características, mientras en simultáneo se repasará el plan de acción inmediato para el próximo cónclave con los gobernadores. Una cita en la que rondará la discusión en torno a la ley nacional 23.879 de obras hidraúlicas, que fue el resquicio legal que le permitió a La Pampa plantear en el Coirco la necesidad de nuevos estudios de impacto ambiental.

Para la óptica mendocina, la ley 23.879 es precedente de la Reforma Constitucional del `94 que le aseguró a las provincias la disponibilidad de sus recursos, y por ello, la jurisdicción de las obras bajo leyes ambientales provinciales, tales como aseguran en el Ejecutivo se han hecho los diversos estudios de Portezuelo. De allí, la objeción mendocina a ese argumento.

Todo ello, cuando esta semana se conoció una nueva presentación pampeana ante la Corte Nacional para suspender "los procedimientos y/o trabajos" que en relación a Portezuelo realiza Mendoza y que es la respuesta del gobernador Sergio Ziliotto a la no interrupción del proceso licitatorio.

Discusiones legales al margen, la salida de Mendoza del Coirco "provocaría una crisis de consecuencias impensadas en la cuenca, y dejaría al organismo vaciado de contenido" según evaluó el diario pampeano La Arena. Sin embargo, la sola mención de que esa posibilidad está bajo estudio del Gobierno provincial tal vez pueda ser un indicador de lo fuerte que Suárez estaría dispuesto a jugar en esta coyuntura.

A veces, para irse no hay que buscar el destino más lejano, sino al que en ese momento sea posible llegar.

Tamaño del texto
Comentarios
Enrique Mario Barrera
12-07-20 19:36
Debería analizarse la salida del Coirco por la falta de palabra de los representantes de las otras provincias y dejar sin efecto la construcción de Portezuelo del Viento y comenzar a invertir el dinero proveniente de la deuda nacional y entre las primeras obras realizar el trasvase de los 34 m3 de agua del Río Grande al Atuel sin esperar 70 años para efectuarla.
Que Mendoza siga consiguiendo la grandeza que se merece reclamando lo que le pertenece y alejándose de los mediocres oportunistas.
Tu comentario