Aprocam reclama por 3.000 camiones varados a raíz del cierre del paso a Chile
Miércoles, 8 de julio de 2020

Por tercer día consecutivo el Paso Cristo Redentor está cerrado, lo que dejó a unos 3.000 camiones varados del lado argentino. Más allá de las condiciones climáticas adversas, directivos de Aprocam que se hicieron presentes atribuyeron la situación a la "falta de coordinación de organismos", un viejo reclamo del sector transportista, sin lo cual estiman que podrían haber cruzado un 20% de las unidades.

"Muchos más camiones documentados podrían haber cruzado la frontera. Este atasco es debido a la falta permanente de coordinación de los organismos, denunciada hace décadas por Aprocam" subrayó Carlos Messina, directivo de la Asociación y propietario de la empresa homónima, para quien "el lunes, por la falta de coordinación de Vialidad Nacional en la limpieza del camino, sólo se liberaron unos pocos camiones en Punta de Vacas cuando al menos podríamos haber sacado 500 unidades". 

"Había muchos más camiones documentados en el ACI Uspallata, y podrían haber pasado perfectamente porque el clima lo permitía. Lo que falta es coordinación, entre Vialidad y el ACI Uspallata, todo esto fue documentado por miembros de APROCAM que se encontraban allí el lunes", reclamaron desde la entidad empresaria.

Pese a los sucesivos reclamos, en este corte hay más de 3000 camiones esperando a cruzar la frontera. En el ACI Uspallata se contabilizaron hoy 600 camiones, playa El Mostro 120, en la EG3 200, en Destilería de Luján 900, además hay camiones parados en la estación de servicio Guerrero y demás estaciones de servicio sobre la ruta 7.

"Más de 3 mil camiones parados con los perjuicios económicos que implica la descoordinación del PCR tanto para las empresas como para toda la economía. Sabemos que las cargas que no llegan a los puertos serán suplantadas por otros proveedores dispuestos a entregar en tiempo y forma" se lamentaron desde el sector. 

Los directivos de APROCAM apuntaron también a la responsabilidad del Gobierno de la Provincia de Mendoza en esta situación de pandemia. "Se debería exigir que cuando las condiciones lo permitan, el Paso funcione en forma expedita, y no se generen acumulaciones de camiones para evitar los focos de contagios; son cientos de camiones detenidos varios días con choferes de todas las nacionalidades por motivos que en muchos casos son por la forma en que opera el paso".

Mendoza ha instrumentado como único paliativo generar estacionamientos y pedirle a provincias vecinas como la de San Juan que no dejen ingresar a los camiones. "El personal ha sido expuesto a condiciones donde no se cubren las necesidades básicas, le impiden a la gente llegar a sus hogar, también están impidiendo el tránsito de los camiones que van a Pino Hachado, en lugar de minimizar los riesgos, generan violaciones constitucionales como el derecho de circular y trabajar".

Los empresarios del transporte representados por APROCAM consideran que la Provincia de Mendoza además "ha tomado al transporte de cargas para culpabilizarlo por la transmisión del virus, desde que empezó la pandemia Mendoza ha movido por sus pasos fronterizos más de 400 mil camiones, con un mínimo índice de contagio en el personal de las empresas, lo que demuestra el compromiso y la preocupación por mantener a su personal y seguir prestando un servicio esencial".


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario