entrevista
Roberto Iglesias sobre Portezuelo del Viento: "La Pampa quiere parte de una obra en la que no ha puesto un peso"
Martes, 7 de julio de 2020
Por: Cristian Pérez Barceló

Para el ex gobernador de Mendoza, Roberto Iglesias, "el planteo de La Pampa (contra Portezuelo del Viento) tiene ribetes histéricos", con el objetivo de "quedarse con una parte de una obra en la que no han puesto un peso".

En diálogo con Televisión Andina y Radio 95.7 de San Rafael, el ex mandatario fue duro y tajante en sus conceptos contra la dirigencia política de los pampeanos a los que "siempre se los ve tratando de morder algo", como hicieron con la coparticiación autocalificándose como región patagónica "y de patagónico no tienen nada".

Roberto Iglesias.

También sostuvo que "siempre hay un límite y ese es decirle al presidente que no vamos a aceptar una extorsión".

Para Iglesias, la gestión de Rodolfo Suárez es la correcta porque es prudente y está intentando de que entiendan la importancia de la obra.

Esta es la entrevista con Iglesias:

- ¿Cómo era su relación con La Pampa en sus cuatro años de gobernador?

No tuvimos relación con el entonces gobernador, más que algunos reclamos por el histórico conflicto de las aguas del río Atuel. Siempre diciendo que nos quedábamos con agua, algo que se demostró que no era así. Pero en realidad, no tuve en mi época relación con La Pampa.

- Y ahora, con todo lo que se está hablando de Portezuelo del Viento, ¿cuál es su posición?

Portezuelo es una obra excelente, beneficiosa no solamente para Mendoza, sino para toda la Argentina, con generación de energía no contaminante, no perjudica a nadie, el agua pasa por las turbinas, genera electricidad, se almacena para regular el río y sigue. No es que Mendoza se queda con algo de agua. El planteo de La Pampa tiene ribetes histéricos, verdaderamente incomprensible. Creo que hay un entendimiento que en la política argentina se puede tranzar con todo, se puede presionar y en realidad es que el planteo no tiene ningún sentido. Además se han seguido todos los pasos, se ha hecho todo lo que se tenía que hacer, se ha cumplido con la legislación vigente y ahora salen con una maniobra que es destapar una cosa juzgada. Intentan volver para atrás para volver con aquello de que el arte en la política es hacer cualquier cosa.

- ¿La Pampa no está cacareando como para después quedarse con algo?

Sin duda; es querer quedarse con parte de una obra en la cual no invierten ni un peso. Son avivadas que la dirigencia de La Pampa ha tenido a lo largo de la historia. Fíjese que en lo que alguna oportunidad consiguieron a través de estos trueques. Por ejemplo La Pampa se considera región patagónica. Y de patagónica no tiene nada. Uno pasa por esa provincia y no tiene ninguna diferencia con la provincia Buenos Aires. Tienen los mismos cultivos, el mismo desarrollo económico. Sin embargo, han logrado ser considerados región patagónica. En la reforma de la ley de coparticipación también: tranzaron con las provincias de San Luis, Santiago del Estero y Santa Cruz, consiguieron una ventajita y lograron unos puntos más de coparticipación. Y ahora, aprovechando que el presidente anda recorriendo el país buscando apoyo y que fue a La Pampa y dijo una serie de disparates que no tienen el más mínimo asidero, se aprovecha la dirigencia de La Pampa para ponerle trabas a Mendoza y ver si pueden morder algo.

- Está impreso en la dirigencia y en el ámbito legislativo pampeano  generar odio contra Mendoza en toda la sociedad. ¿Qué puede pasar con esto que ya es cultural?

La idea es generar un enemigo con el objeto de afianzar algunas ideas y siempre ha pasado en la política argentina. Pero creo que en este caso, buscar el odio es con la finalidad de recibir un apoyo para lograr una ventaja en determinada circunstancia. Esto es como poner un negocio cualquiera. Uno pone la plata, pone el lugar, hace todo lo que tiene que hacer, va a la municipalidad a pedir el permiso y viene alguien y te dice: ‘mirá, si querés poner este negocio, yo tengo acceso al municipio y para conseguir el permiso me tenés que asociar'. Yo le digo: ‘¿Y vos que ponés? Me contesta: ‘no pongo nada, pero si no lo haces, no te lo autorizan'. Es eso exactamente lo que está haciendo La Pampa. Pero en realidad el problema no es de la pampa, sino de los que le permiten realizar la maniobra. Ahora, si tenemos que hacer el esfuerzo para realizar la obra y no lo logramos, bueno, lo que tenemos que hacer es decir: dame la plata, ya que la deuda está totalmente reconocida, que ellos ya cobraron lo que les correspondía del juicio, creo que como 400 millones, y hemos actuado con total corrección. Entonces, que nos den la plata y decidimos en qué invertirlos para darles un correcto destino.

- Respecto a la estrategia utilizada por Suárez ante el gobierno nacional, que algunos critican porque la realizó en soledad, ¿qué opina usted?

Me parece que el gobernador está realizando el planteo correcto, que es prudente. Pero convengamos que se está hablando de más de mil millones de dólares. Trata por todos los medios de hacer entender que esta obra es fundamental. Ahora tenemos que esperar qué decisión toma el presidente. Si el presidente nos pone palos en la rueda, bueno. Que nos dé la plata.

- Si usted fuese al gobernador ahora, ¿vuelve a una segunda reunión con el Coirco?

Hay que estar en el lugar del gobernador. Sí me parece que hay que dar todos los pasos, pero siempre hay un límite y ese es decirle al presidente que no vamos a aceptar una extorsión.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario