quieren todo
Las maliciosas y perversas políticas de los pampeanos: parte III
Viernes, 3 de julio de 2020NOS ROBAN LAS REGALÍAS MENDOCINAS
Por: Cristian Pérez Barceló

¿Y si le dejamos de donar nuestras regalías a La Pampa? Ya que se han cansado de ponernos palos en la rueda a cuanta acción de progreso encaramos, incluso cuando los beneficia a ellos, quizá sea hora de hacer valer nuestros derechos.

Si en esta Argentina de la inseguridad jurídica, le quitan valor a lo que resuelven los Presidentes democráticos para perjudicar a Mendoza, bien podría nuestra provincia reclamar que se deje sin efecto el decreto firmado por un Presidente de facto, el dictador Agustín Lanusse que permite que se lleve de arriba y sin esfuerzo alguno el gobierno de La Pampa por más de 20 mil millones de pesos y que hoy siguen cobrando.

El sólo hecho de que la base de sustentación jurídica es un decreto de un presidente golpista, alcanza para revelar la debilidad del derecho que se arrogan los pampeanos para llevarse esa plata.

Todo empezó con una causa judicial que la Corte no resolvió porque faltaba un paso procesal que era agotar la vía administrativa. Es decir, que primero debía terminarse el camino político de la resolución del caso.

Para que se entienda en forma práctica. Toda provincia que tiene un río y lo embalsa para generar energía eléctrica, tiene derecho a pedirle a La Nación, regalías, en su carácter de provincia fuente.

Los diques Los Nihuiles (I, II, III Y IV) los construimos en Mendoza, no les pedimos ninguna ayuda a los pampeanos y los trabajamos con responsabilidad y esfuerzo. Generamos energía eléctrica y regulamos el río Atuel.

Pero llegó el golpe militar encabezado por Lanusse, y firmó el mamarracho que permite que este seamos el único caso en el país donde las represas de una provincia "fuente" comparte las regalías con un vecino que no tiene nada que ver y nada aporta en materia energética. Porque, convengamos, La Pampa no ha puesto ni una turbinita como aporte...

Hay que reconocer que el interventor militar mendocino, Jorge Sixto Fernández, al leer el decreto 1.560/73 de Lanusse, vio que esa decisión - donación, era absolutamente ilegal. Pero imagínense la bolilla que le podía dar al reclamo de un "subalterno", el General a cargo de la Presidencia.

Aún así, Fernández, dejó el caminito del reclamo judicial abierto en el año 1977, ya que el autoritarismo de Lanusse quedaba más que evidente en aquella ilegal orden de que el porcentaje de 5 puntos que le correspondía a Mendoza debía repartirlo en partes iguales y sin justificación o explicación alguna con La Pampa.

El problema momentáneo que se nos presentó fue que no se podía ir por dos vías a resolver el caso. O lo hacía la Corte o lo hacía el Poder Ejecutivo Nacional.

Pero la palabra escrita de un militar que llegar por un golpe de Estado, tiene una más que evidente debilidad ante las normativas vigentes antes de su llegada. Entre ellas, la Ley de Energía Eléctrica, la 15.336.

El otro respaldo fuerte que tenemos los mendocinos data del invierno de 2016, cuando el Procurador del Tesoro de la Nación en su dictamen 163, confirmó que le corresponde sólo a Mendoza percibir esas regalías.

Ya para entonces, el Gobernador de la Provincia era Alfredo Cornejo, quien le mandó el escrito al Presidente de la Nación (democráticamente elegido), Mauricio Macri.

Quizá sea tiempo de darle fuerza al reclamo por todas las vías posibles porque en juego hay un dineral que nos debería devolver la ingrata vecina. Vamos a sacar la cuenta, que implica cierta complejidad porque el valor de la energía en este país ha variado casi tanto como las posturas pampeanas respecto a los mendocinos.

Primero hay que considerar que los Nihuiles son centrales que suman 380 MW. Si la regalía se calcula como el 12% de lo generado, lo que hemos perdido (y se llevaron injustamente los pampeanos) está relacionado directamente con una generación de 30.000 GWh por estas centrales durante 47 años (a Portezuelo, que genera 980 GWH, le llevaría 30 años alcanzar ese número).

En términos monetarios, hablamos de 20 mil millones de pesos de regalías eléctricas.

Tenemos que reclamar lo que es nuestro porque somos los mendocinos los generadores de esa energía. Es una sinrazón pensar que La Pampa sea considerada "fuente" de energía eléctrica a través de Los Nihuiles; no generaron nada y nos quitaron esa cifra durante estos años.

Y si quieren jurisprudencia, bastará con enrostrarles el fallo de la mismísima Corte que también atendió al criterio de "fuente" para los idénticos reclamos judiciales que hicieron hace unos años las provincias del Chaco, Santa Fe y Buenos Aires contra Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

En realidad, bastaría un decreto de Alberto Fernández anulando el 1560 que firmó el dictador Lanusse en 1973. Si no, que sea la Corte y se haga Justicia... y se cumpla.

¿NO SERÁ LA HORA DE PONER LAS COSAS EN CLARO; EN BLANCO SOBRE NEGRO Y RECURRIR A LA JUSTICIA, SUSPENDER ESE INJUSTO PAGO Y RECLAMAR LO PAGADO RETROACTIVO DESDE EL AÑO 1.973?



Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario