Tendencia
Pese a caer en mayo, el consumo de vino creció 1,9% en los primeros 5 meses
Miércoles, 1 de julio de 2020

De la mano de una mejor performance de vinos de color y pese a la merma en blancos, el consumo de vino creció 1,9% en el mercado interno en los primeros cinco meses del año respecto a igual período de 2019, según un informe elaborado por Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Durante ese período, mientras los despachos de vinos de color aumentaron 6,4%, en el caso de los blancos la caída fue de casi el doble (11,8%). En volúmen total, significa que entre enero y mayo de este año salieron de las bodegas 3.424.420 hectólitros, contra 3.359.235 hectólitros del mismo lapso del año pasado, con la botella de 750cc seguida por el tetrabrik como los formatos más elegidos.

Por su parte, mayo, con una retracción del 3,5%, marcó un quiebre en la tendencia positiva de los primeros meses del 2020: significa que ese mes se comercializaron 798.003 hectólitros, frente a  826.590de mayo de 2019. Un porcentaje en el que la polarización del consumo es más evidente: para los vinos de color significó una suba del 3,9%, pero en el caso de los blancos se derrumbó, un 27%.

Para el organismo, ese comportamiento puso de manifiesto que el consumo de este producto no quedó exento de los vaivenes que mostró la economía en general por el coronavirus.

Más allá de no ser la temporada fuerte, los espumantes tampoco fueron la excepción con una caída mucho más contundente. Los despachos se retrajeron 58,7% interanual en mayo, lo que se atribuye al aislamiento preventivo y las restricciones para la realización de eventos e inactividad de comercios en gran parte del país.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario