Clases magistrales
Una clase con Julio Bocca para que los jóvenes puedan seguir bailando
Jueves, 25 de junio de 2020

Julio Bocca, el más importante bailarín argentino de todos los tiempos, dictará dos clases magistrales desde su casa de Uruguay a través de internet y a cambio de donaciones, para colaborar con la fundación que el propio artista creó hace más de 20 años y que, como consecuencia de la pandemia de coronavirus, se encuentra en un estado financiero complicado.

Las clases magistrales recibirán a 20 alumnos cada una de ellas y se llevarán a cabo los sábados 4 y 11 de julio a cambio de donaciones que permitirán cubrir los gastos de la institución que sigue capacitando a sus alumnos a la distancia.

La fundación fue creada por Bocca a fines de los años 90 con el propósito de acompañar a los jóvenes talentos del país en su formación artística y hacer más sencillo un camino al que le sobran sacrificios y frustraciones.

"Hoy, de los 500 alumnos que tenemos, 400 están becados", explicó a Télam el director general de la entidad, Carlos Repetto, y agregó: "Brindamos 24 clases diferentes en dos unidades troncales: teatro musical, por un lado, y danzas, por el otro. Son 80 maestros, 14 disciplinas y 6 programas sociales activos, con un alto impacto en el campo y en la generación de bailarines y actores jóvenes".

Todo comenzó con un sueño que el bailarín estrella del país tenía en 1997: facilitarle las cosas a los chicos que, tal vez como él, habían llegado al arte desde la periferia de la ciudad, haciendo esfuerzos inverosímiles aún hoy: "La idea era poder ayudar a la gente joven a cumplir su sueño como artista y sobre todo como bailarín", recordó Bocca.

La labor social de la Fundación Julio Bocca es tan excepcional y discreta como su fundador y asiste a chicos y chicas de toda la Argentina y de la región, brinda clases cada domingo en las zonas menos favorecidas de la ciudad, ofrece espectáculos a beneficio de otras ONG, entre otras acciones.

Aunque mantienen buena parte de sus clases a través de internet, la situación es compleja: "Perdimos toda la capacidad de respuesta económica en niveles alarmantes. Esto porque no dejamos a ningún alumno sin su oportunidad y no cancelamos las horas de clases de nuestros maestros", completó Repetto. 

Fuente: Télam. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario