Opinión
El reseteo de la economía mundial
Domingo, 21 de junio de 2020Por Marcelo López
Por: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202

Desde hace tiempo venimos transmitiendo un debate que cruza los ámbitos de la academia de redefinir los parámetros sociales, económicos y de desarrollo. La pandemia del COVID 19 puso en relevancia que los planteos de un nuevo ordenamiento de la humanidad y sus modelos de interrelación no eran alocados, sino un adelanto de una interpelación a las formas que recibimos de un solo golpe.

Llegamos a la luna, mandamos sondas de exploración a lugares inimaginados, logramos que toda nuestra vida entrará en un pequeño aparatito en la palma de nuestra mano, achicamos las distancias de tal manera que podemos cruzar el mundo en menos de un día, desarrollamos aparatos hasta casi el límite de la ficción, y de repente volvimos 400 años atrás, no hay desarrollo que nos ayude y la única solución es la de los curanderos, tener fe, rezar y quedarse en casa.

La realidad (o vaya a saber quién) nos devolvió con creces nuestro avasallamiento sobre el mundo, sobre el propio ser humano a quien los modelos económicos dominantes tomaron como objeto y no sujeto.

La pandemia no tiene términos medios; nos conmina, ni siquiera nos invita, a rediscutir cierta y terminantemente el futuro.

Lo que hasta hace poco eran papers y ensayos de intelectuales progresistas y economistas heteredoxos se ha transformado también en una prioridad para personajes que hasta hace poco hacían profesión de fe eterna a un capitalismo que entró en fase terminal a partir del estallido del coronavirus.

El Reseteo de la Economía Mundial paso de ser la idea de un sector a ganar adeptos en espacios inimaginables hace apenas unos meses atrás. El 3 de junio, como consecuencia de la "crisis de salud global", el Foro Económico Mundial anunció en Ginebra una "Cumbre Gemela única" para enero de 2021 en Davos dónde el tema será "El Gran Reinicio" (The Great Reset) lo que se conoce como el reseteo de la economía.

La habitual capital del Foro donde se consolidaron durante todos los últimos años las políticas del capitalismo duro y la pleitesía al mercado convoca ahora los lideres mundiales a discutir un nuevo punto de partida en la economía mundial, donde los parámetros cambien sustancialmente.

El Foro Económico Mundial define el "Gran Reinicio" como "un compromiso para crear de manera conjunta y urgente las bases de nuestro sistema económico y social para un futuro más justo, más sostenible y resilente".

La información oficial, que no sorprende que haya sido acallada por los principales medios de comunicación y opinión, sostiene que se invitará a líderes mundiales de gobiernos, las empresas y la sociedad civil a un diálogo conducido por la generación más joven, individuos y grupos de interés con una red en más de 400 ciudades de todo el mundo que tienen un interés legítimo en el transcurso y resultado de la cumbre.

El comunicado de prensa del foro continúa asegurando que "El anuncio del Gran Nuevo Comienzo fue hecho el Príncipe de Gales y el profesor Klaus Schwab durante una reunión virtual, seguida de declaraciones del Secretario General de la ONU, António Guterres, y la Directora Ejecutiva del FMI, Kristalina Georgieva.

La titular del FMI, aseguró su "agradecimiento a su Alteza Real el Príncipe de Gales y al Profesor Schwab por reunirnos" y afirmó que "Desde la perspectiva del FMI, hemos visto una inyección masiva de estímulo fiscal para ayudar a los países a lidiar con esta crisis y a cambiar el rumbo para que el regrese el crecimiento. Es de suma importancia que este crecimiento conduzca a un mundo más verde, más inteligente y más justo en el futuro".

Incluso el fundador y presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab afirmó que "ahora es el momento para un Gran Reset , podemos traer un mundo mejor de esta crisis, para lograr un mejor resultado que con la Depresión de los 30. El mundo debe actuar de manera colectiva y rápida para renovar todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones de trabajo. Todos los países, desde los Estados Unidos hasta China, deben participar, y todas las industrias, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología, deben transformarse. En resumen, necesitamos un Gran Reinicio del capitalismo.

El creador del concepto y de la idea del Reseteo de la economía es el economista Richard Florida autor del bestseller "El Gran Reinicio. Cómo las nuevas formas de vivir y trabajar guían la Prosperidad Post-Crash" [2010]. Florida anticipa de alguna manera en su libro el crash de este tipo de capitalismo y sigue sus teorías y pensamientos polémicos como el que desato cuando relacionó la proporción de población homosexual de las ciudades o comunidades con el éxito que estas tienen en el desarrollo de las industrias creativas y tecnológicas.

Parece haber consensos mundiales de la necesidad de discutir un nuevo acuerdo básico para la economía y el desarrollo mundial, el desafío además es cómo compatibilizar los actores de esa discusión; sí quienes la lleven adelante son los mismos que enmarcaron el modelo de estos años solo se logrará un parche nuevo a un problema viejo que estallará otra vez.

Como las cubiertas de los autos llega un momento en que el desgaste no soporta mas parches, hay que cambiarlas, el mundo parece entender que el modelo de países desarrollados que obtienen materia prima de otros a los cuales condena a un estado de subdesarrollo permanente está en extinción.

El camino hacia un mundo más equilibrado globalmente con menos concentración, más dispersión, normas básicas de cuidado del ambiente y la salud con políticas de desarrollo humano sostenible parece ser la ruta por trazar. Un modelo donde el 1 por ciento de la población acumula entre el 50 y el 70 por ciento de la riqueza global -según como se haga el entrecruzamiento de datos- es cuestionado hasta los propios multimillonarios como se vio en los últimos meses en los Estados Unidos.

Davos será en enero (si la pandemia lo permite) el escenario, para este evento cambiará su decorado tradicional por uno que parece más progresista y justo. La gran duda es si la nueva escenografía será para siempre o solo para una función.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
De perjuicios, rebeliones y picardías
Por Luis Ábrego - Entre Paréntesis.
Argentina en el camino del Mundo
Por Marcelo López Álvarez.