El City sigue dando pelea con David Luiz como estandarte

Por Sección Andino Sports

Con un día como el que tuvo David Luiz, todo es más fácil para el rival que estuviera enfrente, fuese cual fuese. Y en este caso, después de más de 100 sin fútbol por la epidemia del coronavirus, el beneficiado fue el Manchester City, que superó sin problemas 2-0 al Arsenal con una actuación para el olvido del central brasileño. Pero para el olvido eterno.

Quizá haya sido el peor partido en la trayectoria de defensor brasileño: ingresó a los 24 del primer tiempo por la lesión de su compañero Pablo Marí, y apenas 26 minutos le alcanzaron para cometer un error garrafal que terminó en el 1-0 de Sterling, hacer un penal que culminó en el 2-0 de De Bruyne y, además, vio la tarjeta roja por esa faltita en el área a Mahrez. Un regreso para el olvido.

En el partido que cerró la fecha 29 de la Premier, el equipo de Pep necesito algunos minutos para recuperar la fluidez de juego después de tres meses de inactividad. Pero siempre propuso pararse en el campo de un Arsenal que también estaba cómodo parado en su campo. "Los que juegan todos atrás y con Dios adelante, no necesitan jugadores, sino un milagro", ha dicho alguna vez Juanma Lillo, ayudante de Pep. Y eso era lo que le faltaba a la visita, un milagro para levantarse de los golpes del Manchester, y más con la nochecita de David Luiz...

A Sergio Agüero, que arrancó el en banco junto a Nico Otamendi, le alcanzaron apenas 11 minutos para meter un tiro en el palo (Foden aprovechó el rebote para el 3-0) y estuvo cerca del cuarto con el tiro que pegó en el costado de la red.

La peor noticia del partido (sin público) fue el tremendo choque del arquero del City Ederson con su compañero Eric García, quien salió en camilla y no tuvo reemplazante porque Pep ya había realizado los cinco cambios.

Con este triunfo, el City impide que el Liverpool pueda conquistar matemáticamente el título el próximo domingo en el derby contra el Everton.

Te Puede Interesar