pandemia
El Parapente mendocino pudo emprender el vuelo hacia lo alto
Sábado, 27 de junio de 2020
Por: Martín Sebastián Colucci

El parapente de Mendoza por fin pegó la vuelta y desplegó el vuelo nuevamente. La pandemia del coronavirus no pudo ser esquivada por este deporte y dentro del distanciamiento obligatorio sus hacedores promueven este espacio de esparcimiento, entretenimiento y práctica. Conocé su realidad, luego de varios meses con todo guardado bajo llave.

Es de sumo conocimiento que prácticamente todas las disciplinas deportivas se hicieron presentes ante los organismos gubernamentales pertinentes para exigir un regreso urgente, muchas de ellas asfixiadas por los embates económicos que está dejando el virus. Los clubes y los gimnasios, entre otros, fueron de los primeros en pegar el grito y terminaron siendo escuchados. Los parapentistas, tras la presentación de las normativas de higiene, comenzaron a volar otra vez.

Sitio Andino habló con Emiliano Chaer, el mandamás de la Base más conocida en nuestra provincia, quien se mostró feliz con el retorno y contó: "Estábamos todos muy contentos. Al principio todos íbamos juntos y ahora con las terminaciones del DNI", empezó. Y remarcó: "En esta época del año los vuelos son más cortitos porque no hay tanta condición para hacerlos más dinámicos, pero bueno mucha alegría de abrir los parapentes, por abrirlos nosotros y salir al aire, si bien no es la mejor época fue muy hermoso".  

Siguiendo con el tema, Chaer manifestó habló de cómo fue subirse a las plazas y la activación de las normas higiénicas en las mismas: "Los protocolos se cumplen muy bien porque los vehículos que tenemos cuentan con la distancia necesaria, disponemos de un predio muy grande para el aterrizaje, tenemos alcohol en gel y todo lo necesario, es decir que en ese sentido estamos muy bien", indicó. Y remarcó: "Se ha autorizado solamente los vuelos en los monoplaza, el piloto individual, por ahora no podemos volar con otras personas, ni amigos ni turistas". 

Por otro lado, Emiliano hizo referencia a las particularidades de la disciplina y expresó de qué se trata el volar en estas máquinas: "El parapentismo nació hace muchos años, luego de que los montañistas quisieran bajar las montañas después de escalarlas, empezaron con una especie de paracaídas y de a poco se fueron amoldando para transformarlo en un parapente que vuela a diferencia de lo otro".

El instructor sostuvo que en Mendoza son pocos los recintos donde se puede practicar: "Acá tenés el está el Cerro Arco que es donde volamos regularmente y donde más pilotos hay, también se vuela en el Manzano Histórico, pero en realidad el parapente se puede despegar desde cualquier montaña, inclusive desde el llano con un torno que es una cuerda que te eleva y te deja a unos 1.000 de altura para empezar a volar", detalló.

Es una práctica interesante para todos los que aún no han intentado desplegar sus aptitudes de vuelo: "No tiene muchas limitaciones y lo puede practicar todo el mundo. Si las hay de peso -más de 40kg-, si sos un niño tenes que venir con la autorización de los padres. Hay gente que no tiene la capacidad de caminar y lo practica", precisó. E insistió: "Para practicarlo necesitas tiempo porque hay mucha práctica en el piso y muchas veces que te quedas en el despegue, al principio es medio engorroso ya que hay que esperar justo las condiciones óptimas para volar".

Por último, Emiliano Chaer dio a conocer cuáles son los campeonatos más importantes para este deporte: "Existen competencias a nivel local, nacional e internacional. "Hay dos tipos, una de acrobacia que se hace arriba de un lago o un espejo de agua; y después están las de cross country que es de distancia donde te cargan un GPS y vos encontrando los puntos y las coordenadas".

Una práctica segura

Además de los instructores, la movida cuenta con los paracaídas de emergencia para lo parapentes monoplaza y los de dos personas, poseen radios VHF para comunicarse, unos rastreadores satelitales por si alguno se pierde, cascos y guantes, entre otras cosas. 

La realidad durante el aislamiento social

"Estábamos complicados y esperando las novedades, porque ya se había presentado todo y no había noticias. No se estaba abriendo al público y en la parte de los números había mucha preocupación como todas las prácticas de deportes. Era muy difícil mantener los costos fijos del lugar, es caro y en esos tiempos no hubo ninguna ayuda del Estado no hay ninguna", recordó Chaer.   

Dónde anotarse para volar

Emiliano Chaher - 2615005409 

En instagram y facebook: @parapentemdz 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario