fútbol
Destaparon la olla: "Palermo y Riquelme no se decían ni buenos días"
Sábado, 30 de mayo de 2020

Según publica Perfil, el uruguayo Álvaro González, ex volante de la selección de su país, recordó su paso por Boca. Jugó para el Xeneize entre 2007 y 2009. Llegó al club tras la consagración en la Copa Libertadores del 2007. El vestuario era liderado por Juan Román Riquelme y Martín Palermo.

El Tata no tuvo problemas para ventilar cómo era la relación entre los dos ídolos. "Boca fue una experiencia fuerte. Llegué a un equipo que era campeón de América, no se había ido nadie y había que ganarse un lugar en un equipo formado. Dentro de todo terminé jugando bastante, jugué la final del mundo contra el Milan", dijo en una entrevista con Crack Deportivo.

"En Boca hubo situaciones que me hicieron crecer mucho. Entré a un vestuario difícil, con gente que de repente no se decía ni buen día, y yo venía de Defensor que prácticamente jugaba con amigos. Llegar a un vestuario así no fue fácil", dijo.

El uruguayo fue elegido por Miguel Ángel Russo, quien en ese entonces cumplía su primer ciclo como entrenador de Boca.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario