10 animales que están empezando a salir del peligro de extinción
Sábado, 30 de mayo de 2020

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF en sus siglas en inglés), el planeta ha perdido en menos de 50 años el 60% de sus especies salvajes. Sin embargo, los esfuerzos conservacionistas de los últimos años empiezan a dar sus frutos y muchas especies que estaban al borde de la desaparición están recuperándose, dejando atrás el riesgo de extinción. Estas son algunas de ellas.

Lince ibérico. Ha llegado a estar al borde de la extinción completa, pero en los últimos años ha recuperado ejemplares, por lo que su situación hoy en día es mejor con más de 800 individuos viviendo en libertad. De estar en peligro crítico de extinción a en peligro. Gracias a los esfuerzos de conservación, el lince ibérico aún sigue existiendo.

Gorila de montaña. En solo una década (entre 2008 y 2018) su población ha pasado de los 680 individuos a más de 1.000, dejando atrás la posibilidad de extinción inmediata. Aún así los esfuerzos de conservación deben continuar.

Tigre de Bengala. En los últimos años está en peligro de extinción, pero los últimos datos son positivos. En el censo que se realizó en 2018 se mostró que el número de ejemplares estaba al alza. Actualmente hay unos 4.000 en libertad.

Oryx árabe. Desde hace una década sus poblaciones se han ido estabilizando y la especie ha salido del peligro crítico de extinción tras haber estado al borde de la desaparición en los años 80.

Oso panda. Desde los años 80 ha ido paulatinamente aumentando su número de ejemplares y en 2016 ya era un 17% más, lo que se traduce en que ha dejado de estar en peligro de extinción y su situación actual es la de vulnerable.

Ballena jorobada. A finales de los 80, entró en peligro de extinción debido a la sobrecaza a la que se sometió a la especie. Pero los esfuerzos de conservación han dado sus frutos y tras recuperarse, en el año 2016 la ballena jorobada salió de la lista del peligro.

Caballo de Przewalski. Está considerado el último caballo salvaje y a finales de los 60 llegó a estar considerado extinto en libertad. Los esfuerzos en los últimos años han permitido su reintroducción en el entorno y actualmente hay unos 2.000 ejemplares de la especie.

Águila calva. En los años 70 la especie se vio muy mermada por la contaminación en las aguas, ya que se alimenta de peces, y por la caza indiscriminada. Pero poco a poco ha ido recuperándose y actualmente se encuentra fuera de la lista de peligro de extinción.

Gecko crestado. En 1994, un siglo después de su supuesta extinción, fue redescubierto en Nueva Caledonia. Actualmente está muy protegido y su población ha ido creciendo con los años.

Rinoceronte indio. En 1970 apenas quedaban unos 600 ejemplares, pero desde entonces ha experimentado una rápida recuperación que ha hecho que actualmente haya unos 3.500 individuos. Se considera en estado vulnerable.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario