tecnología
4 pasos para proteger tu cuenta de Gmail de inmediato
Martes, 26 de mayo de 2020

Desde estados de cuenta bancarios hasta mensajes personales, e incluso solicitudes de restablecimiento de contraseñas, tu cuenta de Gmail contiene abundante información personal. Si alguien tuviera acceso a ella, en la práctica podría acceder a toda tu identidad en línea.

En lugar de simplemente esperar que los hackers no accedan a tu cuenta, toma 10 minutos de tu tiempo y asegura tu cuenta de Gmail ahora mismo.

Usa una contraseña segura

Sospecho que todos somos culpables de haber reutilizado contraseñas sencillas en algún momento. Reconozco que yo solía hacerlo. Pero utilizar las mismas contraseñas en múltiples sitios y servicios es como pedir que alguien hackee tus cuentas. Basta con una fuga de información o violación de datos en algún servicio, para que los hackers comiencen a tratar de iniciar sesión en todas tus cuentas.

Es hora de cambiar las cosas. Usa contraseñas únicas, generadas de manera aleatoria, para cada cuenta en línea que tengas. Hacer seguimiento de todas esas contraseñas es sencillo si utilizas un administrador de contraseñas. Tenemos un resumen de los mejores administradores de contraseñas disponibles, tanto gratuitos como de pago, si necesitas ayuda para decidir cuál usar.

Para cambiar la contraseña de tu cuenta de Google, visita la página de seguridad de la cuenta y haz clic en Password (Contraseña) en la sección Signing in to Google (Iniciar sesión en Google). Verifica tu contraseña si te lo solicitan, luego ingresa tu nueva contraseña (generada por tu administrador de contraseñas) y haz clic en Change password (Cambiar contraseña).

Habilita la verificación en dos pasos

Sin la verificación en dos pasos, también conocida como autenticación de dos factores, los hackers solo necesitan tu contraseña para acceder a toda tu cuenta de Google, que incluye YouTube, Gmail y Google Pay. Y recuerda, si reutilizas la misma contraseña para múltiples servicios, los hackers podrían obtenerla de una violación de datos o mediante una estafa de suplantación de identidad (phishing).

Con la verificación en dos pasos, los hackers necesitarían tu contraseña y además un código de acceso de seis dígitos generado de manera aleatoria, o tener acceso físico a tu teléfono, para poder acceder a tu cuenta.

Activa la verificación en dos pasos visitando la página de seguridad de tu cuenta de Google y haciendo clic en 2-Step Verification (Verificación en 2 pasos).

Sigue las indicaciones hasta llegar a la sección que ves en la captura de pantalla anterior. Una vez allí, decide si deseas recibir alertas push en la aplicación Gmail para aprobar las solicitudes de inicio de sesión (la opción predeterminada), o si deseas usar códigos de acceso aleatorios. Usar alertas en la aplicación Gmail es más sencillo, pero significa que debes tener tu teléfono cerca en todo momento. También necesitarás una conexión de datos para aprobar la alerta. Si estás en un lugar sin cobertura, como en un avión, por ejemplo, necesitarás conectarte a Wi-Fi.

Si eliges usar un código de acceso, puedes recibirlo por mensaje de texto o acceder a él en un administrador de contraseñas. Yo utilizo un administrador de contraseñas para gestionar mis códigos de verificación en dos pasos, lo que me permite acceder a los códigos en cualquier dispositivo, independientemente de si tengo una conexión de datos en mi teléfono.

Si optas por utilizar alertas, haz clic en Try it now (Intentar ahora). Recibirás una alerta en el teléfono que figuraba en la pantalla. Sigue el resto de las indicaciones para completar la configuración.

En cambio, si deseas utilizar códigos de acceso, haz clic en Choose another option (Elegir otra opción) y luego en Text message or voice call (Mensaje de texto o llamada telefónica).

Ingresa tu número de teléfono y luego ingresa el código para activar la verificación en dos pasos. Después de ingresar el código y hacer clic en algunos botones más, se activará la verificación en dos pasos.

Pero, espera, aún no hemos terminado. Aunque usar la verificación en dos pasos mediante códigos de acceso enviados por mensajes de texto es más seguro que no usarla en absoluto, te recomiendo utilizar alertas push si es posible. Los fraudes por cambio de tarjetas SIM se están volviendo más comunes, y permiten a los hackers apoderarse de tu número de teléfono y recibir tus códigos de verificación en dos pasos.

Si prefieres utilizar códigos de acceso, toma unos minutos adicionales de tu tiempo y configura una aplicación de autenticación para tu cuenta de Google. Puedes usar la aplicación Authenticator de Google o un administrador de contraseñas. Haz clic en Set Up (Configuración) en la sección de la aplicación Authenticator app (App del Authenticator) y luego selecciona el tipo de teléfono que utilizas. Usa tu aplicación preferida para escanear el código QR, luego ingresa el código de acceso generado por tu aplicación para verificar que todo esté configurado correctamente y listo.

Nota: existe otra opción aún más segura para proteger tu cuenta de Google que utiliza una llave de seguridad física. Para la mayoría de las personas, sin embargo, cargar un dispositivo adicional no es una opción realista. Por lo menos, debes activar la verificación en dos pasos.

Verifica tus métodos de contacto de respaldo

Es posible que desde la primera vez que configuraste tu cuenta de Gmail hayas cambiado tu número de teléfono o hayas cerrado alguna cuenta de correo electrónico anterior. Por ello, es una buena idea verificar tus métodos de contacto de respaldo. Es la información que Google usará en caso no puedas acceder a tu cuenta para confirmar que realmente te pertenece.

Visita esta página y busca la sección titulada Ways we can verify it's you (Maneras de verificar tu identidad).

Haz clic en cada sección -Recovery phone (Teléfono de recuperación), Recovery email (Correo electrónico de recuperación) y Security question (Pregunta de seguridad)- y actualiza la información si es necesario.

Recuerda que, si esta información está desactualizada y no puedes acceder a tu cuenta, Google no podrá verificar que te perteneces.

Revisa la actividad de tu cuenta

Es posible que un hacker (o un ex) esté ingresando a tu cuenta sin que lo sepas. Para verificarlo, inicia sesión en tu cuenta de Gmail y desplázate hasta la parte inferior de la página. Verás una línea que dice "Last account activity" ("Última actividad de la cuenta").

Al final de esa línea, haz clic en Details (Detalles) para ver cuándo, cómo y dónde se está utilizando tu cuenta. Si sospechas que hay alguna actividad desconocida, haz clic en el botón Sign out of all other Gmail web sessions (Cerrar todas las demás sesiones abiertas en la web) y cambia tu contraseña de inmediato.

Fuente

Mirá desde aquí todas las notas de la sección "Videojuegos y Tecnología"

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario