Reabrió el santo sepulcro, pero los fieles no podrán tocar ni besar piedras ni imágenes
Domingo, 24 de mayo de 2020

 Luego de dos meses con sus puertas cerradas por la pandemia de coronavirus, la Basílica del Santo Sepulcro, ubicada en Jerusalén, reabrió hoy para visitantes y fieles, pero con acceso limitado y estrictas normas de higiene y distanciamiento.

"A partir del domingo 24, este lugar sagrado será nuevamente accesible para los fieles, para visitas y oraciones", informaron los jefes de las Tres Comunidades, custodios de la Basílica del Santo Sepulcro y de la Resurrección: el Custodio de Tierra Santa, el Padre Francesco Patton ofm y los patriarcas griegos ortodoxos y armenios de Jerusalén, Teófilo III y Nourhan Manougian.

A través de un comunicado, remarcaron que habrá medidas para "evitar el riesgo de una nueva propagación de la infección por Covid-19".

Para esta primera etapa, se autorizó un máximo de 50 personas, que sólo podrán ingresar al sagrado lugar si "no tienen fiebre o síntomas de contagio y además van equipados con mascarillas".

También será necesario respetar la distancia mínima de seguridad de 2 metros y "evitar cualquier acto de devoción que pueda implicar contacto físico como tocar y besar las piedras, iconos, vestimentas y personal de la Basílica", añadieron los líderes religiosos.

Durante la reapertura se informó que "no se produjeron aglomeraciones de ciudadanos esperando entrar y todo transcurrió en calma".

De todas maneras, la zona sigue sin turistas, ya que Israel cerró sus fronteras a los extranjeros o les exige hacer una cuarentena de quince días en un domicilio privado. Entre Israel y Palestina, se registraron 17.135 contagios de coronavirus y 282 muertes.

Según la tradición cristiana, el Santo Sepulcro es el lugar donde Jesús fue crucificado y enterrado: el lugar está en Jerusalén-Este, en la Ciudad Vieja, actualmente ocupada y anexado por Israel.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario