Tras el escándalo en San Juan con la doctora irresponsable, comenzaron a surgir "los coletazos"
Miércoles, 20 de mayo de 2020

El escándalo que derivó luego de conocerse los detalles del cuarto caso de coronavirus tiene casi 48 horas después una arista clave y que, tarde o temprano, iba a arrojar. El gobernador Sergio Uñac decidió echar a dos responsables de áreas claves del Hospital Rawson, el lugar donde la médica infectada se manejó sin respetar los estrictos protocolos.

Se trata del Jefe de Servicios de Terapia Intensiva de adultos, Carlos Lezcano; y la Jefa de infectología Comité COVID, Sandra Ferrari. Ambos profesionales con una larga trayectoria en Salud Pública.

Habrá que esperar si, a la par de la investigación judicial tras la denuncia de la ministra de Salud Alejandra Venerando, se suman responsables de otras áreas, empleados y demás personas que pudiendo evitar el accionar de la médica no hicieron lo suficiente para contrarrestar su accionar.

"El esfuerzo que ha hecho un ejército de gente, en una primera línea de batalla por médicos y enfermeros, también en la policía, en el ministerio de Desarrollo Humano que han repartido ayuda alimenticia, esa actitud y la de casi 800 mil sanjuaninos no se puede ver empañada por una persona que que vulneró los protocolos y evidentemente que molesta", dijo Uñac.

El mensaje del Gobernador y la orden de echar a dos jefes de área, se da horas después del enérgico reclamo de miles de sanjuaninos que en la noche del martes se expresaron en contra de la médica pero también de las autoridades provinciales, y que se vio reflejado en un cacerolazo y bocinazo.

Cuarto caso positivo

El cuarto caso de coronavirus en San Juan obligó a un estricto operativo por parte de Salud Pública, con ayuda de la fuerza pública si es necesario, para dar con lo que se conoce como "contactos estrechos", aquellas personas que estuvieron mínimamente 15 minutos con la médica infectada sin respetar las normas de cuidado de rigor, según explicó la jefa de Epidemiología, Mónica Jofré.

La profesional confirmó que 14 personas ya se han aislado en un hotel, al grupo más cercano se le realizó el test y, en el caso del exesposo, su hijo y la madre, el resultado fue negativo pero atención: seguirán aisladas y volverán a realizarle los estudios en 12 días. ¿Por qué? "Puede ser que no se hayan contagiado o que todavía tenga la carga viral para que la PCR lo detecte, un hisopado al ingreso y otro al día 12", agregó Jofré.

Al resto de las personas, hasta completar "unas 30", se las terminará de aislar este miércoles y se les realizará el hisopado.

Jofré reveló que entre los contactos estrechos hay dos pacientes, ambos atenidos en el Hospital Rawson. Aseguró, además, que en la clínica privada donde atiende habitualmente todas las consultas fueron online.

Los detalles de por qué y cómo se autorizó el vuelo sanitario

Pasaron dos días desde que se conoció el cuarto caso de coronavirus en la provincia y el tema sigue levantando polvareda. Es que la forma en que se dio, generó la indignación de los sanjuaninos que incluso anoche salieron a manifestarse con cacerolas y bocinas.

Muchas de las quejas se centraron en por qué se utilizó el avión sanitario para trasladar al tercer paciente, que fue quien terminó contagiando a su hermana por impericias de esta.

Matías Espejo, subsecretario de Medicina Preventiva, admitió que fue la propia mujer quien gestionó el vuelo para traer de regreso a su hermano a San Juan, pero que el transportista cumplía con los rigurosos controles de evaluación administrativa y sanitaria que se le solicitan a las cientos de personas que hacen uso del avión por año.

"Como se trajo a esta persona se han traído a cientos y todos son sometidos a rigurosos controles. Hay una evaluación por parte de la Coordinación de Vuelos Sanitarios, con procesos administrativos, con derivación, historias clínicas, complementada con estudios, complementada con estudios, análisis y demás. Además, hay una evaluación sanitaria que determina si el paciente está en condiciones de viajar", señaló Espejo en el programa 'Demasiada Información' (@demasiadainfosj) de Radio Sarmiento.

El funcionario aseguró que había cumplido con ese proceso y que además había recibido en Buenos Aires el alta sanatorial, que no es lo mismo que el alta médica. Es decir, debía seguir con el tratamiento por la neumonía.

"Según la documentación recabada, el hombre no tenía amigos, familiares, ni nadie allá que pudiera hacerse cargo, y tampoco contaba con los medios económicos. Por lo que se solicitó la derivación, siempre teniendo en cuenta que venía de una provincia con circulación viral. Por eso entró como sospechoso", agregó Espejo recordando que en ese momento contaba con tres testeos negativos por Covid-19.

Además, se refirió a las personas que viajaron junto a él en el avión sanitario. Espejo señaló que ni la tripulación, ni el niño que regresaba tras una operación cardiovascular, ni sus padres estuvieron en riesgo por compartir vuelo con él. Además, recordó que todos ingresaron como pacientes sospechosos por venir desde Buenos Aires y que fueron testeados, con resultados negativos e incluso ya cumplieron con el aislamiento obligatorio.

El funcionario dijo que fue su hermana, la cuarta contagiada de la provincia, quien gestionó el vuelo. "Lo hizo como médica y familiar, con toda la documentación que se requiere para poder acceder a esto, como se le solicita a cualquier sanjuanino que lo necesite. "Tengamos en cuenta que es un ser humano, una persona y que ingresó con los mismos recaudos que ingresaron todos, como sospechosos. Además, era el caso más seguro en apariencia porque había dado negativo tres veces en los tests", indicó.

Antes de concluir, se quebró y con la voz entrecortada reconoció que "es muy doloroso que se ponga en duda tanto trabajo que estamos haciendo. El reclamo desmedido es injusto, dejan de ver el esfuerzo del gobierno".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario