10 cosas comunes que podrían desaparecer en las próximas décadas
Viernes, 22 de mayo de 2020

Hace algunas décadas algunas de las cosas comunes de hoy en día como los móviles o Internet solo eran una quimera propia de la ciencia ficción. Sin embargo, el ser humano va avanzando e incorpora a su existencia los nuevos descubrimientos e invenciones. Las cosas que se recogen en esta galería probablemente dejarán de existir en los próximos años.

Plásticos. Pese a que en el mundo todavía hay mucha demanda de este material, lo cierto es que los países quieren ir reduciéndolo en los próximos años porque es muy contaminante. No es descabellado que termine desapareciendo en el futuro.

Cables. Cada vez los productos tecnológicos incorporan menos cables y la tecnología inalámbrica se va imponiendo, por lo que parece lógico pensar que en un futuro terminen desapareciendo definitivamente.

Oro. Las reservas de oro en el planeta son limitadas y las estimaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos calculan que quedan unas 50.000 toneladas, por lo que se cree que solo restan 20 años de este metal.

Antibióticos. Se han usado en las pasadas décadas con tanta frecuencia que han empezado a perder efectividad, por lo que solo hay dos opciones. O se encuentran nuevos medicamentos efectivos contra las bacterias o terminarán desapareciendo.

Atascos. También es probable que en las próximas décadas haya menos atascos, hasta el punto de desaparecer. Más allá del uso de las nuevas tecnologías inteligentes para evitarlos, también está el hecho de que habrá más teletrabajo, reduciendo desplazamientos.

Carnet de conducir. A medida que los coches autónomos van ganando terreno, menos necesario resulta el carnet de conducir. Aún es necesaria una transición, pero para los expertos en el futuro predominarán los transportes compartidos y los vehículos sin conductor.

Tarjeta de crédito. Ya ha empezado su declive y en las próximas décadas su uso puede ser testimonial. Se imponen nuevas formas de pago como el teléfono móvil.

Bananas. Esta popular fruta está en peligro de extinción. El motivo es la existencia de un hongo que está diezmando los cultivos y que amenaza a la mayor parte de la producción.

Control remoto. El avance de la inteligencia artificial hace que este tipo de artilugios puedan desaparecer en los próximos años. El reconocimiento por voz ocuparía el espacio dejado por los mandos a distancia.

Reloj inteligente. Pese a que es una tecnología reciente, lo cierto es que puede ser muy efímera por la aparición de los tatuajes tecnológicos, adhesivos corporales con un microchip que podrían cumplir la misma misión.

Tamaño del texto
Comentarios
Enrique Mario Barrera
22-05-20 12:17
Con respecto a los envases plásticos, principalmente el de los envases que se utilizan en el fraccionamiento de bebidas y jugos, desde hace décadas no ha convencido al mundo científico moderno por su toxicidad. Alergias, alteraciones sexuales y hasta la aparición de algunos tumores cancerígenos fueron motivos de sospecha por el uso indiscriminado de los derivados del carbono con forma de envases. Químicamente el plástico es una cadena interminable de átomos de carbono entrelazados entre sí dando un producto que se creía estable pero a ese producto cuando le agregamos compuestos llamados concentrados, al ser conservantes ácidos reaccionan en el plano entre el líquido y el envase soltando componentes nocivos para la salud. Estudios científicos avanzados hallaron entre esos componentes al "nonyl-phenol" un contaminante capaz de alterar la reproducción normal de las células del cuerpo humano. En países donde se llevan estadísticas serias como EEUU y algunos de Europa descartaron el uso de envases plásticos para las bebidas. Deberíamos seguir su ejemplo y no permitir el uso del plástico, por lo menos en esos casos.
Tu comentario