Un juez de San Rafael le negó la domiciliaria a un condenado que adujo problemas respiratorios
Viernes, 1 de mayo de 2020
Por: Cristian Pérez Barceló

El juez Ariel Hernández rechazó un hábeas corpus presentado por un condenado a perpetua por homicidio, que había legado problemas respiratorios luego de haber sido herida en el tórax con un arma blanca. El magistrado comprobó en una larga audiencia on line, que no presentaba dificultades para hablar y respirar, al tiempo que ordenó un examen médico que concluyó que no presentaba patología crónica alguna.

Carlos Ávila fue condenado a fines del año pasado, a cadena perpetua como uno de los autores del doble crimen del matrimonio Scalia, hecho que ocurrió en setiembre de 2017.

A principio de abril, Ávila sufrió un ataque en la cárcel que le provocó una herida en el tórax y una intervención quirúrgica en el hospital público de San Rafael. Luego llevó adelante un proceso de recuperación que no presentó ningún inconveniente.

Pero aprovechando los hábeas corpus masivos que han surgido en los últimos días, Ávila adujo que desde el alta médica que obtuvo tras haber estado internado por un neumotórax en el pulmón derecho, solía presentar problemas para respirar, en especial en horario nocturno, atento a que duerme en el piso de la celda 3 del pabellón 10 del Complejo Penitenciario IV de San Rafael. Y con ese argumento solicitó la prisión domiciliaria.

Sin embargo, el magistrado antes de resolver el recurso, decidió que se le practicara un examen médico que dio como resultado que "se encuentra en buen estado general, control de signos vitales normales, y el examen cardiorrespiratorio sin particularidades".

"El traumatismo torácico con arma blanca no ha dejado consecuencia de patología crónica", concluye el informe.

Fue, entonces, que Hernández para comprobar si efectivamente Ávila no tenía dificultades evidentes, llevó adelante una audiencia en la que desplegó varios minutos de diálogo con el condenado, vía Skype, donde tampoco comprobó dificultad alguna en la capacidad de respiración y diálogo.

Por ello, le rechazó el pedido de domiciliaria, no sin antes dejar recomendado al director de la cárcel que se arbitren "los medios para asegurar buenas condiciones respecto del descanso nocturno del interno".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario